Proponen activar programa de atención socio económica con enfoque de género en Salta

Información General

Naciones Unidas Argentina remarcó que para llevar adelante el proyecto "se requiere una alianza con la sociedad civil organizada y el sistema productivo y económico argentino".

Un equipo de Naciones Unidas Argentina planteó activar un programa de atención socio económica con enfoque en derechos humanos y género en localidades de Salta, algunas de ellas habitadas por comunidades indígenas, en el marco de la emergencia sociosanitaria que declaró el año pasado la provincia en esas jurisdicciones.

"Hemos visto poblaciones indígenas y criollas que viven en situación de pobreza extrema o indigencia y las poblaciones indígenas nos informaron que se sienten profundamente discriminadas en el acceso a servicios y derechos básicos, y también por agentes del Estado en los ámbitos educativos, de salud y de seguridad", afirmó Roberto Valent, coordinador residente del sistema de Naciones Unidas en Argentina.

Tras una recorrida junto a un equipo de la organización internacional por ciudades y parajes de Salta, Orán, Tartagal, Embarcación y Santa Victoria Este, entre el 23 y el 27 de agosto, Valent destacó las iniciativas y recursos desplegados por el Estado para atender los impactos de la emergencia, tanto como "los esfuerzos para prevenir la agudización de la seguridad alimentaria y de la falta de agua".

Sin embargo, la dimensión de los problemas "resulta tan importante que se sugiere la activación de un programa de atención socio económica con enfoque de derechos humanos y género que atienda a las necesidades insatisfechas para que los derechos humanos de estas poblaciones estén en el centro de la respuesta, sean respetados y promovidos".

"Este programa o iniciativa estratégica debería ser liderada por el Estado en sus varios niveles territoriales pero construida junto a las poblaciones afectadas indígenas, campesinas o rurales, especialmente niños, niñas y mujeres", aclaró el coordinador.

El documento oficial instó a la comunidad internacional presente en Argentina en el ámbito humanitario y de desarrollo "a prestar especial atención a esta situación y acompañar al Estado y sociedad argentina para atacar estas desigualdades estructurales profundas".

Según este, los servicios públicos constituyen la única opción de accesibilidad en materia sanitaria para los pueblos originarios de la zona, los cuales dada la escala de la problemática "son insuficientes e inadecuados, presentando un progresivo deterioro de programas de salud rural".

En los tres departamentos viven mas de 350 comunidades indígenas en condiciones de extrema pobreza "sin mayores posibilidades de empleo ni medios de vida sostenibles, dependientes de programas sociales que no cubren todas sus necesidades básicas ni a todas las personas que requieren de asistencia social, con viviendas precarias, sin acceso a agua segura ni saneamiento, y con limitaciones de acceso a los servicios de salud", apuntó el comunicado.

El 29 de enero del 2020 la provincia de Salta declaro la emergencia sociosanitaria en los departamentos de Oran, Rivadavia y General San Martin debido a la grave crisis que atravesaba la región, tras el fallecimiento de niños por cuadros de desnutrición e inseguridad alimentaria o enfermedades asociadas a ella, y el agravamiento de la salud de cientos en similar condición.

Temas

Dejá tu comentario