Secuestro: ya hay una prueba de vida

Información General

Los secuestradores de Ariel Perretta, el hijo de un empresario de La Matanza a quien retienen desde hace 12 días, entregaron a la familia como prueba de vida un casete con la voz de la víctima contando que River goleó por la Copa Libertadores y una carta de su puño y letra. Además, corrió una versión de que la cifra requerida había disminuido de 3 millones de dólares a uno, que sigue siendo significativa.

Una fuente de la investigación informó que el casete y la carta fueron encontrados por el padre de Ariel el sábado por la noche, dentro de una bolsa de nailon detrás de un árbol en una esquina de la localidad de Villa Madero.

«El fin de semana los secuestradores volvieron a llamar a la casa de los Perretta, en Ciudad Evita, después de varios días y la familia exigió una prueba de vida», contó la fuente consultada. El secuestrador que negocia con la familia le dijo al padre de Ariel que fuera hasta una esquina determinada de Villa Madero, donde finalmente encontró dentro de una bolsa de nailon un casete de audio y una carta manuscrita por su hijo.

«El casete tiene un mensaje de Ariel cuya voz fue reconocida por los familiares. Para darle un dato de actualidad, cuenta que el jueves River goleó 5 a 0 a Universidad San Martín por la Copa Libertadores», confió el investigador consultado. Respecto de la carta, la fuente aseguró que los familiares reconocieron la letra como la de Ariel y que estaba fechada el 18 de abril, es decir, el viernes pasado.

Para los investigadores es algo por demás llamativa la prueba de vida que dieron los captores, teniendo en cuenta que fue con un hecho puntual de hace pocos días. En la carta Ariel le dice a la familia que sus secuestradores siempre llamarán desde el número de teléfono celular con el que se están comunicando y que sólo cambiarán de línea telefónica el día que se haga el pago del rescate.

«Es una forma de evitar mejicaneadas», dijo la fuente consultada para explicar que de esta forma, los verdaderos secuestradores se comunicarán con el mismo teléfono y se aseguran que la familia no sea engañada por otros delincuentes que se hagan pasar por los captores de Ariel para robar el rescate.

Ahora la familia espera nuevos llamados para que se agilicen las negociaciones para poder bajar el monto del rescate, ya que no están en condiciones de pagar los 3.000.000 de dólares que pidieron los delincuentes cuando Ariel fue secuestrado el 10 de abril pasado.

Respecto de ese tema, durante el día de ayer corrió la versión acerca de que los captores habrían bajado sus pretensiones a 1 millón de dólares, pero esta información no pudo ser ni confirmada ni rechazada por las fuentes consultadas.

El caso es investigado por el fiscal federal de Morón, Marcelo Fernández, la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial de la Policía Bonaerense y la Policía Federal en apoyo, también trascendió que la SIDE estaría colaborando.

Los investigadores creen que se trata de una banda de profesionales y que puede ser la misma que concretó en los últimos tiempos otros secuestros, como el de Hernán Ianonne y el del empresario Franco Andreola.

Dejá tu comentario