TBA negó fallas pero La Fraternidad insistió con las denuncias

Información General

La polémica entre Trenes de Buenos Aires (TBA) y gremios ferroviarios se prolongó este domingo, luego de que la empresa rechazara la versión del maquinista de que hubo fallas en los frenos del tren que el miércoles pasado chocó en la estación de Once y dejó como saldo 51 muertos y 703 heridos.

La concesionaria que opera la línea Sarmiento emitió un comunicado en el que asegura que "la formación cumplió el trayecto sin que se verifiquen o comuniquen anomalías hasta su impacto en la estación de Once", mientras que el motorman Marcos Antonio Córdoba declaró ante el juez que hubo problemas al frenar el tren.

La formación, con 2.000 pasajeros a bordo, se estrelló el miércoles contra el paragolpes de contención de la terminal de Once y provocó una de las peores catástrofes ferroviarias en la historia de Argentina.

Córdoba, de 28 años, en libertad por orden de la justicia, había declarado que fallaron los frenos y aseguró que había alertado por radio sobre las fallas.

Sin embargo en un audio de los diálogos entre el conductor y el controlador divulgado públicamente este domingo no consta esa advertencia, más allá que tampoco se escucha algún sonido en el momento en que la formación para en las demás estaciones o cuando ingresa a la terminal.

"Las comunicaciones entre el puesto de comando de la formación y el puesto Control Trenes no contienen novedad alguna", aseguró TBA al dar cuenta, además, que "la lectura de las desaceleraciones y frenado del tren en las estaciones (previas a Once) resultan normales".

Sin embargo, pese a los dichos de la empresa, informes de la Auditoría General de la Nación vienen advirtiendo desde 2008 sobre el pésimo estado de los trenes y de los sistemas de frenos.

La Defensoría del Pueblo de la Nación sostuvo que el accidente "determinaría por sí mismo, por su gravedad, la falta de aptitud, pericia y responsabilidad por parte de la empresa para continuar como concesionaria del servicio ferroviario".

A estas advertencias se sumaron pedidos de legisladores, sindicatos y delegados gremiales de la línea Sarmiento que reclaman poner fin a la concesión de inmediato.

Por su parte, el secretario general del gremio de ferroviarios, Omar Maturano, precisó este domingo que el maquinista "nunca" declaró haber advertido por radio a la empresa TBA sobre las supuestas fallas en los frenos de la formación de la línea Sarmiento.

"El compañero nunca habló de ningún audio, nada. Lo que alegó ante el juez fue que las aplicaciones de servicios de frenos no respondieron. Él nunca dijo que avisó a la empresa que no tenía frenos", dijo el titular del gremio La Fraternidad, que representa a los maquinistas.

Si bien negó que el maquinista que conducía la formación en el momento del accidente no avisó a la empresa, puntualizó que otro conductor había avisado sobre algunas fallas en esa locomotora horas antes.

"El que venía avisando era el primer compañero que sacó el tren a las 3:30 de la mañana. Este compañero avisó (a la empresa) que el tren tenía el freno largo", dijo el sindicalista en declaraciones radiales.

Por esta tragedia, una de las peores en la historia del país, la presidenta Cristina Kirchner aún no se ha pronunciado públicamente, y pasó el fin de semana recluida en su casa de la villa patagónica de El Calafate, aunque tiene previsto encabezar el lunes un acto público en Rosario, 300 kilómetros al norte.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, dijo que el Estado se presentará como querellante en la causa que avanza sin acusaciones hasta el momento.

Medios de prensa locales especulan con la posibilidad de que el gobierno resuelva la intervención en la empresa que recibe millonarios subsidios.

Dejá tu comentario