Barcelona abre sus puertas al congreso más grande de telefonía móvil

Información General

Empezó hoy el salón mundial de la telefonía móvil con un formato diferente que supone para esta edición, el retorno físico desde que comenzó la pandemia del Covid-19.

El salón mundial de la telefonía móvil (MWC), evento clave para el sector tecnológico, arrancó este lunes en Barcelona con un formato reducido y rodeado de múltiples precauciones sanitarias para esta edición que supone su esperado retorno físico desde el comienzo de la pandemia de covid-19.

Este congreso es uno de los primeros grandes eventos profesionales a nivel mundial que vuelven a celebrarse de forma presencial. El salón tecnológico CES de Las Vegas se celebró en enero completamente en forma virtual, mientras que el Congreso IFA de Berlín, previsto para septiembre, fue cancelado.

"Es absolutamente increíble estar de vuelta aquí, en este escenario, en Barcelona", aseguró Mats Granryd, director general de la asociación de operadores de telecomunicación GSMA, que organiza el salón, en su discurso inaugural.

"Gracias por haber venido", lanzó a los espectadores sentados en las sillas con dos metros de separación, y resaltó que había "muchos otros más uniéndose virtualmente". El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI inauguraron oficialmente el salón por la mañana.

Uno de los ponentes más esperados del congreso será el magnate de la tecnología Elon Musk, creador de la empresa de autos eléctricos Tesla y de la compañía espacial SpaceX, que intervendrá el martes a distancia desde California.

El MWC, que suele celebrarse a finales de febrero, fue pospuesto para desarrollarse del 28 de junio al 1 de julio debido a la pandemia y concebido en un modo híbrido que alternará videoconferencias con expositores instalados en el palacio de Congresos de Barcelona.

Decenas de asistentes hacían cola en lunes por la mañana frente a un gran centro de test de covid-19, obligatorio para entrar en las instalaciones, equipadas también con un sistema de ventilación que permite duplicar, e incluso triplicar, el flujo de aire en circulación.

Los participantes deberán llevar en todo momento una mascarilla FFP2 de seguridad reforzada, rellenar cada mañana una declaración certificando que no tienen ningún síntoma de la enfermedad, además de circular por los pasillos en un sentido predefinido.

Esta última consigna parecía poco respetada este lunes, aunque los pasillos -habitualmente llenos de gente- permanecían bastante despejados. Normalmente extendido en ocho pabellones, el congreso apenas ocupa tres este año.

"Es un gran éxito por parte de los organizadores haber logrado organizar el evento. Pero, vista la cantidad de participantes respecto a las ediciones anteriores, sentimos un poco de cautela", explicó a la AFP Samuel Norca, consultor móvil de la compañía estadounidense Amplitude.

La organización fijó un tope de 50.000 visitantes, por precaución, aunque no se espera que se superen los 35.000. En años anteriores hubo 100.000 participantes, según los organizadores.

La edición de 2021 será muy reducida debido a la ausencia física de numerosos grandes fabricantes, tras la anulación del año anterior, decidida justo antes de los grandes confinamientos mundiales de la primavera boreal de 2020.

Los pesos pesados del sector -como el coreano Samsung, el finladés Nokia, el sueco Ericsson o los estadounidenses Google y Facebook- renunciaron a desplazarse para no exponer a sus empleados al riesgo de contagio, aunque algunos intervendrán telemáticamente.

Samsung presentará a distancia este lunes por la tarde un producto vinculado a sus relojes conectados. El chino Huawei, objetivo de sanciones estadounidenses que hunden sus ventas, será el mayor grupo con presencia física, junto a operadores de telecomunicaciones como Orange o Telefónica.

Al contrario que en años anteriores, ningún gran fabricante anunció la presentación de un nuevo teléfono en Barcelona, en momentos en que las ventas mundiales de teléfonos inteligentes están repuntando, tras experimentar una caída del 5,9% en un año en 2020, según el gabinete IDC.

Las cifras deben seguir progresando en un 7,7% este año, según IDC.

Las conferencias analizarán también el despliegue mundial de las redes de datos móviles ultrarrápidas 5G, el aumento de la demanda de objetos conectados y la telemedicina, esto último propiciado por la pandemia, aunque también abordarán algunas cuestiones éticas.

"¿Cómo podemos impedir las fake news y la manipulación de los medios? ¿Cómo asegurarnos de que la inteligencia artificial no excluye a los más vulnerables? Nos guste o no, estamos en el centro de esos problemas", advirtió el director general de Orange, Stéphane Richard, presente físicamente en el evento, mientras que sus homólogos Timotheus Hottges, de Deutsche Telekom, y Yang Jie, de China Mobile, intervinieron por video.

Dejá tu comentario