Temporal provocó nuevos anegamientos en la Ciudad y hasta tornados

Información General

Los fuertes vientos y chaparrones que se registraron hoy en la ciudad de Buenos Aires volvieron a producir inundaciones y cortes de servicios en algunos barrios porteños, mientras rige un alerta meteorológico por "lluvias y tormentas intensas" en Capital Federal, alrededores y en la Costa Atlántica bonaerense, desde San Clemente del Tuyú hasta Mar del Plata.

Vecinos de los barrios de Núñez, Belgrano, Palermo y Boedo denunciaron esta noche que el agua ingresó en sus viviendas y provocó anegamientos en las calles, al igual que el jueves último, cuando la ciudad se vio sacudida por un violento temporal.

Por su parte, habitantes de Villa Crespo y Caballito padecen un nuevo apagón, ante la interrupcción del servicio eléctrico desde hace casi dos horas, producto de las malas condiciones climáticas.

Así, las lluvias vuelven a generar trastornos en la Ciudad, donde diversas avenidas se encuentran saturadas por un importante caudal de agua y numerosos semáforos fuera de servicio, como es el caso de la avenida Ángel Gallardo, altura Corrientes, y de la avenida Santa Fe, altura Juan B. Justo, donde el agua ya se encuentra por sobre el nivel de las veredas.

En tanto, la línea A del subte fue interrumpida en su totalidad, desde las 19:50 hasta las 20:35, mientras que la línea D no se detenía en las estaciones Bulnes ni Sscalabrini Ortíz a causa de las inundaciones en la zona, informó esta noche la empresa concesionaria del servico Metrovías.

Por su parte, la línea E prestaba un servicio reducido entre las estaciones Bolívar y Entre Ríos, agregó la firma.

En este marco, Defensa Civil lanzó un operativo de prevención y dispuso la distribución de numerosos móviles con un total de 40 efectivos en las esquinas más comprometidas, como Juan B. Justo y Córdoba.

No obstante, de agravarse la situación, el director de Defensa Civil porteña, Daniel Russo, aseguró a un canal de cable que cuentan con "personal de apresto disponible para actuar, en caso de ser necesario".

También recomendó no estacionar vehículos a lo largo de la avenida Juan B. Justo y sobre Libertador, ya que en esas zonas "se suele acumular gran cantidad de agua".

"Le pedimos a la gente que sea prudente y no se confíe dejando los autos en esos lugares", dijo Russo.

El temporal de lluvia y viento que se dio esta tarde comprendió básicamente el centro y norte de la provincia de Buenos Aires.

Así, la abundante cantidad de agua caída, que en algunas zonas del conurbano boanerense llegó a los 35 milímetros, provocó inundaciones en barrios del noroeste del Gran Buenos Aires.

Frente a este panorama, el mal tiempo generó preocupación en las autoridades gubernamentales porteñas, quienes advirtieron que si las lluvias continúan "la Ciudad podría volver a inundarse".

Así lo señaló esta noche la vicejefa de Gobierno porteño, Gabriela Michetti, quien volvió a cuestionar la gestión de los gobiernos anteriores.

En tanto, dos trombas se registraron hoy sobre la costa del Río de la Plata, a la altura del partido bonaerense de San Isidro, sin causar víctimas ni heridos.

El fenómeno climático se produjo a las 18:47 y se prolongó durante casi un cuarto de hora, a una distancia de 300 metros de la costa del río, y comprendió las localidades de Olivos, San Fernando, Acausso.

Incluso, hasta pudo ser visto desde la autopista Panamericana, a la altura de un importante Centro de entretenimientos y recreación.

"La tromba es en el agua lo que el tornado es en la tierra, pero con vientos menos intensos", explicó a la agencia Noticias Argentinas Liliana Nuñez, pronosticadora de turno.

Además, precisó que estas nubes que formaron remolinos sobre las aguas del Río de la Plata duraron "no más de 15 minutos".

La especialista informó que durante toda la tarde, sobre la costa rioplatense, se estuvieron generando nubes convectivas -con desarrollo vertical- que provocaron fuertes tormentas, de corta duración y en áreas restringidas de numerosoas localidades del este de Buenos Aires y Entre Ríos.

"Uno de estos sistemas nubosos llegó a tierra, aumentó la energía de esta nube y se generó la tromba en el río pero a los pocos minutos de tocar tierra se disipó rápidamente", detalló Núñez.

Además, comentó que "todo el sistema nuboso que generó las trombas está en franca disipación", por lo que descartó que este fenómeno vuelva a producirse en cualquier otra región de la costa rioplatense.

Dichos sistemas, de muy baja presión, ocurrieron también porque la temperatura del agua no es la misma que la de la zona continental, en consecuencia el impacto fue fuerte.

Dejá tu comentario