Tragedia en Chacabuco: una multitud despidió a los niños fallecidos

Información General

Los restos de los cinco niños muertos en el accidente de tránsito ocurrido en el partido bonaerense de Chacabuco, fueron despedidos por miles de personas en el club Juventud Unida de Banderaló, en el cual jugaban al fútbol.

Los féretros con los cuerpos de Pedro Mendíaz, Tiago Godoy, Elías Cuenca, Juan Díaz y Tomás Merlano, de entre 7 y 11 años, fueron dispuestos en el gimnasio principal del club y sus amigos y familiares los acompañaron en medio de muestras de congoja y dolor.

Sus propios amigos colocaron los féretros en automóviles para partir, seguidos de una larga caravana de cerca de cien vehículos hacia el cementerio local, distante tres kilómetros del club.

Los cinco niños junto con los dos adultos -también de la localidad de Banderaló- fueron sepultados en diferentes panteones, donde se depositaron cerca de cincuenta coronas de clubes deportivos, colegios y de la intendencia de General Villegas.

"Es una gran pérdida", alcanzó a decir uno de los amigos, quien manifestó además que "los vamos a extrañar mucho, pero siempre vamos a estar recordándolos allá arriba como si fueran tan grandes".

La caravana de automóviles recorrió calles de tierra y a su paso se depositaron flores de parte de la población que quedó conmocionada por el accidente.

Los niños viajaban el jueves en una combi hacía Banderaló luego de haber visitado la cancha de Racing Club de Avellaneda, donde algunos de ellos habían concurrido para probarse en esa institución.

Cerca de las 21.30, un camión que circulaba por el kilómetro 180 de la ruta nacional 7, bajó a la banquina y al querer retomar se desestabilizó e impactó con su acoplado a la combi, lo que ocasionó su destrucción casi total.

Dejá tu comentario