17 de marzo 2008 - 00:00

Un auto fuera de control mató a una persona e hirió a ocho

Una persona murio, mientras que otras ocho sufrieron heridas de distinta consideracion, al ser atropelladas por un automovil fuera de control.
Una persona murio, mientras que otras ocho sufrieron heridas de distinta consideracion, al ser atropelladas por un automovil fuera de control.
Un anciano atropelló y mató hoy a un jubilado italiano y provocó heridas a otras cuatro personas cuando perdió el control de su vehículo y se subió a la vereda en pleno centro comercial del barrio porteño de Flores, informaron fuentes policiales.

El hombre fallecido fue identificado por la policía como Gennarino Testa (82), quien murió luego de haber quedado atrapado debajo del vehículo que provocó el accidente, mientras que el anciano que conducía el auto quedó detenido en la comisaría 38 a la espera de ser interrogado por un juez.

Las otras cuatro personas heridas debieron ser trasladadas a un centro asistencial de la zona donde permanecen internadas con distintas lesiones.

Las dramáticas escenas del accidente fueron difundidas por el canal de noticias C5N, y se observa el momento en el que el auto atropella a las cinco personas, y cuando los vecinos rescatan de debajo del vehículo el cuerpo del jubilado muerto.

El hecho ocurrió de avenida Rivadavia al 7100, entre Culpina y Varela, a una cuadra de la Plaza Flores, en pleno centro comercial y bancario del barrio, donde un anciano identificado por la policía como Oscar Pierona (82) circulaba a bordo de un Subaru Legacy.

Si bien la policía aún desconoce las causas del accidente, los investigadores creen que Pierona perdió el control del auto y atropelló a una persona que intentaba cruzar la avenida Rivadavia.

De acuerdo a las imágenes difundidas por el canal de noticias C5N, el conductor detuvo su marcha a los pocos metros, pero aparentemente al ver que los transeúntes se le acercaban para recriminarle lo que había ocurrido, el hombre volvió a acelerar su vehículo marcha atrás.

Ante esas circunstancias, el auto se subió a la vereda a toda velocidad y atropelló a varias personas que caminaban.

Luego, el conductor aceleró hacia delante y se llevó por delante a otras personas, entre ellas al jubilado italiano, y a una mesa y una sombrilla de un bar que quedaron tiradas en plena Rivadavia.

El automóvil que conducía Pierona circuló cerca de 20 metros más hacia adelante mientras arrastraba debajo de la carrocería al anciano atropellado, hasta que finalmente detuvo su marcha.

En las imágenes se ve que segundos después aparece un patrullero del cual descienden dos policías que detienen al conductor del auto y lo introducen en el móvil, mientras varios vecinos lo insultan e intentan golpearlo.

Según la policía, el hombre atropelló e hirió a, al menos, dos mujeres de 74 y 75 años y a dos hombres, uno de 72 y otro de 30.

Al ver lo que había pasado, varios transeúntes se acercaron al auto de Pierona y lo dieron vuelta para poder sacar el cuerpo del jubilado italiano, quien si bien estaba muy lastimado, aún estaba con vida.

El hombre fue llevado de inmediato al Hospital Piñeiro, en el bajo Flores, donde murió pocas horas después.

Los otros cuatro atropellados en primer término, que presentaban "politraumatismos varios", fueron atendidos en la guardia del Piñeiro y su condición era "estable" y quedaron en "observación" tras las curas practicadas, dijeron las fuentes consultadas.

Pierona fue trasladado a la sede de la comisaría 38 en calidad de "demorado" hasta que el juzgado en lo Correccional 11, a cargo del juez Luis Schelgel, disponga sobre su situación.

El Subaru posee en su parabrisas una calcomanía que lo identifica como vehículo perteneciente a una persona discapacitada, pero la fuente no supo informar qué tipo de impedimento tenía el conductor en el momento del accidente.

Un primo hermano del conductor dijo que pretendió hablar en la comisaría con su familiar pero no pudo porque "está en mal estado emocional.

Es un hombre de 82 años y está llorando y llorando".

Sobre la reacción de la gente, dijo que "le gritaban 'asesino, asesino' y un hombre fue con un fierro y le rompió la luneta de atrás del auto".

Dejá tu comentario

Te puede interesar