Uniforme femenino para "trans" de las fuerzas

Información General

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, instruyó, a través de una resolución, a las fuerzas policiales y de seguridad federales a respetar la identidad de género adoptada por travestis, transexuales y transgénero.

A partir de la resolución 1.181/11, las personas "trans" deberán ser reconocidas por la identidad de género adecuada a su percepción, tanto en el trato personal como para cualquier tipo de trámite, comunicación o publicación al interior de las fuerzas.

Con el fin de respetar el "derecho a ser quien se es", Garré instruyó a los jefes de la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria a dar un trato acorde a la identidad autopercibida a las personas que así lo soliciten.

"Cuando un integrante de las Fuerzas desee realizar la adecuación registral del género, deberá solicitarlo al Centro Integral de Género de la institución que forma parte y, desde allí, se estipularán las condiciones de trabajo adecuadas", expresa la resolución.

A tal efecto, se tendrá en cuenta su vestimenta y uniforme, la utilización de las instalaciones diferenciadas por sexo (baños, vestuarios), la asignación de tareas que correspondan según su identidad, etc.

En ningún caso se exigirá cirugía de reasignación sexual ni tratamiento hormonal para la concesión del trámite. En relación a las personas trans ajenas a las Fuerzas dependientes del Ministerio, Garré estableció directivas para que el personal de las Fuerzas respete el género y nombre de pila adoptado por ellos o ellas.

El alojamiento de personas trans en dependencias policiales se realizará en la celda correspondiente según el género autopercibido que la persona detenida informe, al igual que el uso del resto de las instalaciones diferenciadas por sexo en las dependencias.

"En el caso que el/la detenido/a entienda que existe un riesgo potencial para su integridad personal, si en el momento de informar su género no se identifica con ninguno del binomio masculino/femenino, podrá solicitar ser albergada/o en una celda separada", enfatiza el texto.

Como respaldo a estas medidas, con el objetivo de combatir conductas transfóbicas y homofóbicas, el Centro Integral de Género de cada Fuerza organizará charlas y brindará asesoramiento en los puestos de trabajo, a fin de concientizar acerca de cuestiones de género e integrar a las personas trans en el ámbito laboral.

Por último, se ha previsto que en los Institutos de Formación de cada Fuerza de Seguridad, se incluyan capacitaciones en materia de identidad de género, a partir de los lineamientos establecidos.

Dejá tu comentario