Difunden un nuevo video del helicóptero que arrojó un cordero a la pileta de un empresario

Información General

Se conocieron más imágenes del hecho. En este caso del momento en que la aeronave parte con el animal rumbo a la casa de Federico Álvarez Castillo, dueño de la marca Etiqueta Negra.

Sigue el escándalo por el episodio en la que desde un helicóptero arrojaron un cordero a la pileta del empresario argentino Federico Álvarez Castillo, dueño de la marca Etiqueta Negra. Mientras continúa la investigación se conoció un nuevo video del hecho.

El programa Intrusos, que se trasmite por América TV, publicó imágenes del momento en el que el helicóptero parte con el cadáver del animal hacia la casa de Álvarez Castillo. Quienes filman el video comentan mientras graban que el cordero está en el interior de la aeronave.

Ayer, Ana Carolina Dean, de la fiscalía uruguaya de Maldonado a cargo de investigar el caso del animal arrojado desde un helicóptero a la piscina del empresario argentino en José Ignacio, dio algunos detalles del expediente.

La fiscal ordenó medidas para lograr la identificación del piloto del helicóptero y quiénes estaban a bordo. Para ello, se contactó con autoridades aeronáuticas y dispuso el traslado de las personas a la sede judicial una vez que sean identificadas.

Álvarez Castillo, según dijo la fiscal, declaró ante la policía local que “estaba en su casa, con su familia, escucha el estruendo y cuando sale vio que era un cerdo en su piscina”.

“Lo retiraron, lo asaron y lo comieron”, aseguró Dean al diario El País. Y agregó: “Todo indica que fue una broma. Nadie está esperando que llueva un animal del cielo, y esto fue filmado y se escuchan risas en el video”.

“Nadie va a comerse un animal que le tiran de arriba”, concluyó la fiscal, para intentar demostrar que Álvarez Castillo, dueño de la marca de indumentaria Etiqueta Negra, no podía desconocer al autor del lanzamiento.

cordero pileta empresario

En tanto, en varios medios circuló que el propietario formó parte de una "broma de muy mal gusto" que habría sido compartida por otro empresario argentino.

Según distintas versiones, este empresario le habría dicho a su amigo: "Juntémonos, hagamos un cordero. Quedate tranquilo que yo lo consigo y te lo mando en Uber".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario