Uruguay evalúa nuevos controles a argentinos para este verano

Información General

De marzo a hoy ingresaron más de 25 mil argentinos al país vecino. Para la temporada quieren que los extranjeros lleguen con un seguro para Covid-19, así el Estado no tiene que hacerse cargo de sus gastos.

Uruguay vive una realidad muy diferente. La pandemia por el coronavirus apenas le cambió sus costumbres. Desde que el virus llegó al país se reportaron solo 1998 infectados y apenas 47 muertos. Según el reporte diario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) no se registraron nuevos casos en los últimos días y su comportamiento lo ubica como un sitio ejemplar en el puesto 145 en el mundo, Argentina hoy está en el noveno. Eso explica los más de 25 mil ingresos que tuvieron de parte de extranjeros argentinos, muchos de ellos con el deseo de radicarse en el país y otros ya pensando en el verano y de disfrutar de las playas del otro lado del rio. “Estamos buscando flexibilizar las medidas para que puedan ingresar durante el verano y así garantizar una temporada segura”, explicaron desde el ministerio de turismo de ese país.

Hoy quien desee ir a Uruguay debe hacerse un hisopado 72 horas antes y en caso de haber dado negativo puede cruzar la frontera. Pero una vez allí, los propietarios pero no residentes deben permanecer una semana en cuarentena en su departamento para evitar riesgos. “Lo cierto es que vemos que los argentinos no cumplen con esa condición, el 90% no realiza la cuarentena en nuestro país a pesar de haber sanciones penales”, explicó Baltasar Urrestarazu de InfoCasas que trabaja en conjunto con Juan Martínez presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo.

“De cara al próximo verano se está pensando el alivianar las restricciones para los propietarios no residentes, se está viendo la manera de facilitarles el ingreso. En ese marco lo otro que se está evaluando es acortar el periodo de 7 días, y que se haga la cuarentena en su país de origen mediante una aplicación que deberían tener que activar 7 días antes de viajar”, indicaron desde el Ministerio de Turismo, “El teléfono actuaría como una tobillera electrónica”, detallaron desde Uruguay.

Por ahora se trata de una medida que se está evaluando pero ya genera polémica. “Los epidemiólogos de Uruguay no están convencidos porque si bien se puede controlar que estén en sus casas, eso no es garantía de que estén cumpliendo con la cuarentena, ya que pueden recibir gente en sus hogares o hasta organizar fiestas”, explicó Urrestarazu. “La idea es que hagan una cuarentena en Uruguay de 48 horas para que puedan respetarla, ya que hoy no lo están haciendo”, agregó la fuente.

Si bien, la semana pasada el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou puso en dudas la apertura de sus fronteras el próximo verano. "Hoy no estamos con las condiciones de asegurar que vamos a tener las fronteras abiertas con la Argentina y con Brasil", subrayó y luego puntualizó que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) está trabajando con el "Plan Verano" para evaluar "algún tipo de ingreso de turistas para que la temporada no sea un fracaso", desde Turismo aseguraron que “harán todo lo posible para que haya actividad turística, pero con los cuidados garantizados”.

En ese sentido desde el Ministerio de Turismo indicaron que “otro punto que está bajo estudio es que quienes ingresen al país cuenten con un seguro de salud COVID que incluya todos los gastos que puede traer salir positivo en Uruguay”, indicaron. En este caso deben cubrir sus gastos de alojamiento o de traslados y de esta manera no corre por parte del Estado. “Eso encarece el turismo y lo va a hacer más restrictivo. No somos optimistas de una apertura para una temporada normal, sabemos que este años será muy reducido el ingreso de turistas porque vimos lo que pasó en Europa y en Brasil al abrir las fronteras”, concluyó Urrestarazu.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario