Uruguay: se duplicaron consultas de argentinos para comprar propiedades

Información General

Hay más facilidades para obtener la residencia uruguaya. Además la rentabilidad en dólares duplica a la que se puede obtener en el mercado local.

A pesar de la cuarentena por el coronavirus, hay un boom de consultas de argentinos para comprar inmuebles en Uruguay, un clásico que parece afianzarse en cada escenario de crisis que atraviesa el país. “En mayo registramos un 70% más de demanda que en el mismo mes del año pasado”, sostuvieron referentes del sector de bienes raíces del otro lado del río. La explicación: el gobierno uruguayo eliminó casi el total de restricciones en la normativa de vivienda promovida, lo que hace más tentador la inversión en ladrillos a lo que se suma la situación favorable respecto a la pandemia del país vecino.

Desde el Portal InfoCasas detectamos que las consultas de argentinos se duplicaron en el último mes, respecto a abril de este año. Además, las mismas crecieron un 70% si se compara con mayo de 2019. La mayoría de las búsquedas provienen de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires, así como también Córdoba y Santa Fe en menor medida”, detalló Ricardo Frechou , CEO del portal.

Las consultas están dirigidas a inversión. Apartamentos en pozo o pronto a terminar, menores a U$S 150.000. “Ya veníamos de un boom que había empezado en diciembre, ahora evidenciamos un segundo boom, hay una verdadera ola de demanda de argentinos. Sólo durante el mes de mayo tuvimos cerca de 10.000 consultas”, agregó Frechou.

Las inmobiliarias uruguayas coincidieron en que la demanda creció exponencialmente en el último mes. “Las consultas crecieron tanto de argentinos como de extranjeros”, remarcó Fabián Kopel, CEO de Kopel Sánchez Desarrollos. El principal motivo, los brokers uruguayos lo atribuyen a la gran demanda de alquileres que hoy existe en Montevideo y la nueva legislación para las viviendas promovidas.

El programa que lanzó hace ya algún tiempo el gobierno de Uruguay sobre Viviendas Promovidas, busca generar alternativas de alquiler para la clase media en zonas céntricas y accesibles de la ciudad. La propuesta generó que comiencen a desarrollarse edificios para comprar unidades y poner en alquiler en un mercado seguro y con mucha carrera de expansión. Quienes apuestan a este tipo de construcción, reciben importantes beneficios que consisten en la exoneración del 100% de impuestos a la renta y patrimonio por 10 años, y el 2% del impuesto ITP (a las transmisiones patrimoniales) en la primera venta. Se trata de unidades que van desde los u$s 65.000 a los u$s 165.000 aproximadamente, de 1 a 3 ambientes y que brindan una rentabilidad del 5% o 6% dependiendo la zona, una ganancia que duplica a la de un alquiler convencional en la capital argentina.

“Recientemente, a este ya tentador programa, se sumaron los anuncios vinculados a las flexibilizaciones para obtener la residencia uruguaya y así poder invertir con mayor facilidad en el país”, ejemplifica Kopel. A su vez, no sólo es más simple tramitar la residencia, sino que bajaron los montos que solicita el gobierno para establecerse. Por otro lado, “están permitiendo los pagos en efectivo para la compra de propiedades de hasta u$s 100.000, medida que estaba restringida en Uruguay, y que permite que quienes tengan algunos ahorros pueden asegurarlo en el ladrillo uruguayo”, concluyó Kopel.

Y si bien creció la demanda de argentinos para invertir en Uruguay también hay un público que hoy decide vender sus propiedades por la dificultad para mantenerla. “Hay un perfil de inversores que busca comprar inmuebles en valores muy por debajo de los que establece el mercado. En este caso las oportunidades son en Punta del Este y su zona de influencia donde algunos propietarios argentinos, al tener dificultades para mantener esos inmuebles, salen a la venta con valores muy bajos”, concluyó Gustavo Pereira, titular de la comercializadora uruguaya Amarras

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario