Indumentaria: con shopping abiertos la facturación llega al 50% de marzo

Información General

El jueves 15, pocos antes del Día de la Madre, los shoppings volvieron a abrir sus puertas, sin embargo por ahora las ventas remontan muy levemente. Esperan recuperación para diciembre por las fiestas.

A 10 días de la apertura de los shoppings en la Ciudad de Buenos Aires, la industria de la indumentaria asegura que las ventas alcanzan el 50% de la facturación previo a la pandemia y si se tiene en cuenta los locales a la calle ese número trepa al 70%. “Todavía estamos lejos de los números de marzo, pero vamos hacia una recuperación”, explicaron desde la Cámara Industrial Argentina de Indumentaria (CIAI)

“El balance es positivo desde el punto de vista de los protocolos, ya que han funcionado muy bien, no hubo ningún desacople, la gente está muy ordenada, lo cual nos da mucha tranquilidad sobre cómo podremos seguir adelante de ahora en más”, describió sobre los primeros días con los shoppings abiertos, Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI). Lo cierto es que a nivel de facturación los números, por ahora, vienen más bajo de lo esperable.

En cuanto a los niveles de facturación, podemos decir que son buenos, pero estamos al 50% de la venta normal pre-pandemia. Son las primeras semanas, la gente se tiene que acostumbrar a volver al sistema de shopping y esto va a ir creciendo en la medida que el público vea que es seguro comprar en los centros comerciales cubiertos”, agregó el especialista que pronosticó que para fin de año las ventas irán en aumento producto de los típicos regalos por las fiestas.”Si tomamos en cuenta las ventas en shoppings y en locales comerciales a la calle la facturación alcanza al 70% de los números que manejábamos a principio de año”, agregó el especialista.

Falta de stock

Lo cierto es que la pandemia afectó de lleno al sector que estuvo durante meses con sus locales cerrados y sus talleres sin producir prendas. “Hay menos volumen por las dificultades en la producción que hubo, esto impacta en la temporada primavera-verano”, indicó el especialista. Lo cierto es que la mayoría de las marcas ofrece productos de la temporada pasada, pero con los precios actualizados.

Lo que ayudó a dinamizar el sector, aunque por ahora por debajo de los números de venta de principio de año, son los planes de financiación. “Explotó el Ahora 12 más 3 meses de gracia. Según los registros de la Cámara, el 65% de las operaciones fueron con financiación. Lo que deja en claro que los compradores deciden pagar con pesos pero dentro de muchos meses”, concluyó Drescher.

El Día de la Madre, que se celebró el domingo 18 de octubre, trajo apenas un poco de respiro al sector, pero los números fueron lejos de lo esperado. “En el sector textil las ventas bajaron hasta un 50% en pesos y entre el 60 y 70 % en unidades vendidas, teniendo en cuenta las prendas más premium. El sector lencería fue el menos perjudicado. Aunque las ventas bajaron un 40% con respecto al año pasado, la caída no fue tan abrupta como en otros rubros ya que muchas de las ventas fueron para consumo propio y no para regalar”, sostuvo con respecto a esta fecha, Horacio Ernesto Del Burgo, presidente de la Cámara Argentina de Innovación Textil y Afines (CAITA).

En torno a los meses que se vendrá, Del Burgo no fue tan positivo y aseguró que “el futuro es incierto y, sin un plan económico concreto, el comerciante no sólo tiene miedo de no vender sino que ahora también tiene miedo de vender y no poder reponer mercadería”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario