29 de diciembre 2007 - 00:00

Vigilia de familiares de víctimas a tres años de la tragedia de Cromañon

Vigilia de familiares de víctimas a tres años de la tragedia de Cromañon
El incendio del boliche "República Cromañón", la mayor tragedia por causas no naturales ocurrida en la Argentina, cumple hoy su tercer aniversario sin ningún detenido para responder por las 194 vidas, en su mayoría jóvenes, que se perdieron aquella fatídica noche del 30 de diciembre de 2004.

Omar Chabán, el gerenciador del local, el mayor implicado en la causa y hasta el 7 de diciembre pasado único detenido, permanece libre en un lugar secreto para resguardarse de la bronca de familiares y amigos de las víctimas, mientras espera el juicio oral que lo podría condenar en la segunda mitad de 2008.

En tanto, los allegados a las víctimas iniciaron anoche con una vigilia en la Plaza de Mayo una serie de actividades que se prolongarán hasta mañana por la noche, para recordar a sus muertos y volver a clamar justicia.

También pugnarán por encender la llama de la memoria sobre lo ocurrido poco antes de las 23.00 del 30 de diciembre de 2004 en el boliche situado a pocos metros de la Plaza Miserere, que hoy se convirtió en un santuario que recuerda a las 194 víctimas.

La tragedia cobró posteriormente, en este último mes, dos víctimas más, Cecilia Balcarce de 19 años y Augusto Landei, de 24, quien se quitó la vida.

Aquella fatídica noche tocaba "Callejeros", un grupo de rock que ya contaba con un nutrido grupo de seguidores pero no había alcanzado la masividad.

Como muchos grupos de lo que se conoce como "rock chabón" o "barrial", tanto sus integrantes como sus seguidores habían incorporado diversos elementos de la "cultura futbolera", entre los que se encontraba el encendido de bengalas, pese a que estaban prohibidas en lugares cerrados.

En el momento en el que transcurría el segundo tema del grupo, alguien desde el público lanzó una bengala y el fuego se expandió en el techo de la disco, fagocitado por una media sombra y una estructura que invitaba a la expansión de las llamas, además de despedir humo venenoso.

La estampida se generalizó en los, al menos, tres mil espectadores, en un lugar que por sus dimensiones sólo tenía permitido albergar a una tercera parte, que se apiñaron para tratar de abrir una puerta de emergencia cerrada.

La combustión generalizó la abundancia de gases en el lugar, lo que asfixió a un importante número de personas.

La mayoría de las víctimas fatales, entre las que se encontraban amigos y familiares de los propios integrantes de la banda y niños, murió en el acto, pero la inhalación de monóxido de carbono dañó los pulmones de más de 700 personas que resultaron heridas, algunas de las cuales luego fallecieron.

Omar Chabán fue encarcelado y acusado de "homicidio simple con estrago doloso", pero salió libre el 7 de diciembre pasado por cumplirse más de dos años sin sentencia.

El entonces jefe de Gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra, pagó el costo político al ser destituido en un juicio en el que se lo declaró culpable de "incumplimiento de los deberes de funcionario público", para ser reemplazado por su vicejefe, Jorge Telerman.

Ibarra fue absuelto de culpa y cargo por la Justicia ordinaria y este mes asumió como legislador porteño tras encabezar la lista que apoyó al ex candidato a jefe de Gobierno oficialista Daniel Filmus.

También pesa una causa judicial contra el grupo Callejeros por "estrago doloso seguido de muerte", mientras que también están imputados otros funcionarios.

En tanto, en una causa iniciada en el marco de la investigación de la tragedia de Cromañon, dos bomberos de la Policía Federal y un empresario fueron condenados a penas de entre dos años y nueve meses de prisión y cuatro años.

Hilda Gómez, madre de un joven que murió durante la tragedia, dijo que tanto la responsabilidad de Ibarra, como la de Chabán y la del grupo Callejeros, además de otras personas, "es muy palpable con sólo releer el expediente del caso".

Con respecto al grupo Callejeros, señaló que "hay mucho material que indica que son responsables de la masacre".

"Son situaciones que no podemos revertir, aunque nos duela. Es terrible que el único detenido esté libre y otro (en referencia a Ibarra), haya podido escapar a la Justicia y hoy esté en la Legislatura. Mientras tanto, seguimos luchando y homenajenado a nuestras víctimas", dijo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar