¿Y dónde está el maquinista?

Información General

La Argentina es un país de contrastes: o los trenes no andan por las permanentes huelgas o circulan solos. Es el caso de una locomotora «fantasma» que transitó sin control más de 150 kilómetros entre Mendoza y San Luis, y recién pudo ser detenida cerca de la localidad puntana de Alto Pelado, luego de casi tres horas de temor por la posibilidad de un accidente.

El episodio, según especularon las autoridades de la empresa dueña de la formación, América Latina Logística (ALL), en principio se trataría de un acto de sabotaje. «Creemos que se trata de un sabotaje llevado adelante por un tercero. Los próximos pasos serán investigar para esclarecer lo sucedido», dijo el jefe de relaciones institucionales de ALL, Hernán Pesqueira.

A este hecho se le suma el sabotaje ocurrido el pasado lunes cuando un grupo de vándalos violentó el candado de una palanca de cambios de vías y provocó el descarrilamiento de una formación del Tren Patagónico con 300 pasajeros a bordo. El gerente técnico y operativo de Tren Patagónico, Néstor Pastori, contó que el episodio se registró cuando el tren circulaba desde San Carlos de Bariloche hacia Viedma, a pocos metros de la estación Maquinchao, y destacó que los 300 pasajeros del convoy salieron ilesos.

Del mismo modo circuló fuertemente el rumor que establecía que dicho sabotaje pudo haberse llevado a cabo por gente vinculada al sindicato de camioneros que comanda Hugo Moyano debido a que el trabajo de los transportistas se ve disminuido y reemplazado por los trenes de carga, que tienen una mayor velocidad y menor costo en favor de las empresas.

La insólita situación ayer comenzó en la localidad mendocina de Palmira minutos antes de las 12, mientras la máquina era sometida a reparaciones. Palmira está dentro del corredor ferroviario que une Mendoza con Buenos Aires y Santiago de Chile. El oficial de servicio de la comisaría de la ciudad de La Paz, Félix Vera, confirmó que la máquina habría sido puesta en marcha por una persona que luego saltó de la formación.

Depués de haber andado durantemás de dos horas y media, las autoridades de la empresa ALL decidieron desviarla en la localidad puntana de Beazley hacia Alto Pelado, una zona de contrapendientes donde se pudo disminuir la velocidad de la máquina para finalmente detenerla.

Dejá tu comentario