Mundo

Irán derribó un avión no tripulado de Estados Unidos y Trump lanzó una áspera advertencia

La Guardia Revolucionaria informó que la nave entró en su espacio aéreo y que fue abatido por una Fuerza Aeroespacial. "Irán cometió un gran error", escribió el presidente de EEUU en las redes.

Irán anunció este jueves el derribo de un avión no tripulado de Estados Unidos, dedicado a operaciones de espionaje, cerca del estrecho de Ormuz, donde se registraron varios incidentes en el último mes, hecho confirmado por Washington, que, sin embargo, negó que la nave sobrevolara espacio iraní, en un hecho que agrava la tensión bilateral.

Los medios de comunicación iraníes como la Agencia de Noticias Sepah informaron inicialmente que el avión no tripulado era un modelo RQ-4 Global Hawk, pero más tarde reconocieron que podría ser un MQ-4C Triton, uno de los drones más nuevos en la flota de los Estados Unidos. La Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA, por sus siglas en inglés) publicó una foto con el objetivo de mostrar el avión no tripulado estadounidense en llamas.

El dron entró en el espacio aéreo iraní en las primeras horas de este jueves, al sobrevolar la región de Koohe Mobarak, en la provincia meridional de Hormozgan, informaron los Guardianes de la Revolución en un comunicado. La Fuerza Aeroespacial de este cuerpo militar de elite fue la encargada de disparar contra el aparato, descripto en la nota como un avión espía estadounidense del tipo "Global Hawk".

Washington confirmó la veracidad del hecho a través de un funcionario que citó el ABC News, sin dar su nombre ni más detalles, pero más tarde negó que la nave sobrevolara espacio iraní. Y luego, el presidente Donald Trump usó su red Twitter para cuestionar a Teherán: "Irán cometió un gran error", escribió. Luego de esas declaraciones, el petróleo se disparó 6% en Nueva York.

Embed

"Los informes que apuntan que la aeronave se encontraba sobre Irán son falsos", aseguró en un comunicado el capitán Bill Urban, vocero del Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (CentCom), responsable de las operaciones en Medio Oriente.

Ni bien enterado del episodio, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, salió a advertir sobre "los peligros" que implica el empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos e Irán y que un ataque de la primera potencia mundial contra Teherán "sería catastrófico".

La Guardia Revolucionaria, designada como grupo terrorista por Washington el pasado abril, denunció que el dron estadounidense "violó el espacio aéreo territorial iraní".

El comandante en jefe de los Guardianes, Hosein Salamí, subrayó en declaraciones a la agencia Tasnim que el derribo del aparato constituye "un mensaje decisivo y claro" para que EEUU respete "la integridad territorial, la seguridad nacional y los intereses vitales de Irán".

Trump Furioso.jpg

"Los defensores de las fronteras del Irán islámico mostrarán reacciones decisivas y directas a la agresión contra este territorio por parte de cualquier extranjero", advirtió el comandante.

El hecho ocurrió cerca del estratégico estrecho de Ormuz, por donde cruza una quinta parte del petróleo mundial, y a solo unos 80 kilómetros de los Emiratos Árabes Unidos y Omán, consignó la agencia EFE.

El derribo coincide con un repunte de la tensión entre Irán y Estados Unidos en Medio Oriente, donde el presidente Trump decidió el martes enviar más tropas y reforzar su despliegue militar de buques y misiles en el golfo Pérsico.

La crisis escaló, asimismo, tras un par de ataques a buques cisterna y petroleros en el estrecho de Ormuz, el último de ellos hace una semana, de los que Washington responsabiliza a Teherán.

Las autoridades iraníes negaron su implicación en estos hechos y aseguraron que si quisieran bloquear el estrecho e impedir el tránsito de petróleo, como ya han amenazado, lo harían abiertamente.

Estas amenazas de Irán están motivadas por las sanciones que impuso Estados Unidos a su sector petrolero el año pasado, tras retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015, y que fueron reforzadas en mayo con el fin de las exenciones a la compra de crudo iraní.

Putin, mientras, advirtió que un ataque de Estados Unidos contra Irán sería una "catástrofe" y expresó su temor por el posible desencadenamiento de un conflicto armado en Medio Oriente.

El líder ruso reseñó que Estados Unidos "no descarta usar la fuerza" para contener las potenciales amenazas de Irán.

El mandatario ruso aprovechó para destacar que Irán cumplió "plenamente" los compromisos del acuerdo nuclear suscripto en 2015.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario