Alsogaray: dicen que podría quedar libre en escaso tiempo

Judiciales

La defensa de María Julia Alsogaray atacará en tres frentes el procesamiento y prisión preventiva dispuesto por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. La estrategia apunta a que la ex funcionaria recupere la libertad en poco tiempo más.

La defensora oficial Perla Martínez de Buck (insiste en no presentar abogado privado y jamás trató de huir del país pese a que hace un año que conoce el propósito del juez de detenerla) tiene hasta las dos primeras horas del jueves de la semana que viene para presentar la apelación en la Cámara en lo Criminal y Correccional.

En ese tiempo, Buck construirá los argumentos con los que intentará derribar los utilizados por Canicoba Corral para procesar a la ministra del gobierno de Carlos Menem.

Procesamiento: sostendrá, por caso, que los fundamentos del juez «son técnicamente blandos», y que «debió recurrir a la acumulación de causas» (13 como ex funcionaria y una de instancia privada) como argumento para dictarle la prisión preventiva. Es discutible «muchas causas». Podría resultar sobreseída en todas y se mantuvo detenido a un inocente. En caso de duda, debe favorecerse al inocente. Por tanto, la «acumulación» es inusual usarla como hizo Canicoba Corral, que ordenó también la detención de 45 militares y un civil a pedido del juez español Baltasar Garzón.

Detención: dirá que los cargos de peculado reiterado, administración fraudulenta y falsedad de instrumentos públicos son delitos que no alcanzan para ordenar una detención por el monto de la pena (menores de tres años). Paradójicamente, un criterio similar -aunque con intereses distintos-sostiene el fiscal Luis Osorio, que ayer remarcó que lo correcto hubiese sido imputarle a María Julia el delito de asociación ilícita.

«Lo que hizo el juez se ajusta a derecho en todo, menos en el punto de la asociación ilícita, inclusive en la misma resolución el juez dice que se aparta de los antecedentes de la jurisprudencia habitual porque casi mecánicamente los delitos que no tienen un mínimo mayor a tres años y que son excarcelables se los excarcela inmediatamente»,
reseñó Osorio. Para el fiscal hay una «alta probabilidad» de que María Julia sea liberada en las próximos días.

Apelación: como primera medida, Buck apelará la resolución judicial ante Canicoba Corral. Si el juez rechaza el planteo, acudirá en queja a la Cámara en lo Criminal y Correccional. Si este Tribunal no avalara el fallo del juez, la ex secretaria de Recursos Naturales estaría detenida «un mínimo de 24 o 48 horas». Esto, porque la Cámara puede revocar su detención, amén de que continúe procesada.

En caso de confirmarse el fallo de Canicoba Corral, María Julia se encamina a un juicio oral y público y, según los expertos, si la sentencia es desfavorable, podría recibir una condena no menor a los cinco años de prisión al unificarse las probables penas por causas penales que se siguen en su contra.

Para Canicoba Corral es
«altamente improbable» que María Julia «pueda ser excarcelada antes de que le recaiga una condena en juicio oral».

Y haciendo referencia al escritor colombiano Gabriel García Márquez, el juez -que aspira a ser camarista y daría examen para serlo el 10 de octubre próximo-consideró que este procesamiento «es la crónica de un final anunciado».

El magistrado considera que cuando su medida sea revisada, la Cámara avalará su decisión. De no hacerlo, sentenció que la ex funcionaria estaría presa cuanto menos
«un mes».

La ex secretaria de Medio Ambiente cumplió ayer su primer día de detención en la División Unidad de Investigaciones Antiterroristas (DUIA). Su abogada intentó convencerla de pedir un cambio del lugar de detención pero María Julia le respondió: «El lugar es lo que es, no voy a pedir traslado».

En caso de ser condenada en juicio oral, la ex funcionaria tendría que purgar su condena en una cárcel de mujeres, que podría ser la de Ezeiza o bien en una dependencia de Gendarmería Nacional.

Dejá tu comentario