Negocios

Las claves para captar y retener desarrolladores en la industria del software

Flexibilidad, capacitaciones y desarrollo profesional aparecen como prioridad para los trabajadores.

La industria de software es una de las más prolíferas a nivel mundial. Se trata de uno de los sectores de mayor crecimiento en las últimas décadas y con un futuro por demás florecedor. Quienes trabajan en ella – los desarrolladores – son piezas invaluables para las empresas y tanto captarlos como retenerlos suele ser un desafío.

Un estudio reciente realizado con el fin de identificar las propuestas que marcan la diferencia reveló que el balance entre trabajo y vida personal ya no tiene la misma importancia que años atrás. Los empleados no buscan el equilibrio entre ambos aspectos sino que intentan alcanzar la completa integración de ambas partes.

En ese aspecto, la investigación realizada por GlobalLogic y Kantar en base a entrevistas a desarrolladores de software destacó que el valor agregado actualmente es poder contar con una oferta flexible entre la carga horaria, las vacaciones y la posibilidad de hacer home office.

Los participantes no solo priorizaron dicho aspecto sino que señalaron como importante poder administrar sus tiempos y no sentirse condicionados por cumplir un horario fijo. Esto, remarcaron, les brinda una mayor sensación de libertad y es visto como una señal de confianza de parte del empleador.

Por otro lado destacaron la posibilidad de realizar cursos técnicos y especializaciones por parte de la empresa para el desarrollo profesional. “En línea con esto, se destaca la importancia de tener la posibilidad de realizar cursos técnicos, de idiomas, liderazgo y de nuevas tecnologías de software ya que hacerlo por fuera de la compañía, les demandaría tiempo extra. Ofrecer cursos de formación y un plan de carrera con certificaciones, los impulsa a desarrollarse como profesionales representando una de sus prioridades”, remarca el informe.

Asimismo los participantes dijeron apreciar la rotación en los puestos para evitar la monotonía y aportar dinamismo a las tareas como también las experiencias en puestos en el extranjero.

Otro aspecto destacado por los entrevistados fue el reconocimiento del rendimiento que les demuestre que su trabajo no pasa desapercibido. Sobre este punto, Paola Rodríguez Lozada, Head of Marketing & Communications de GlobalLogic LATAM, señaló que “las evaluaciones de desempeño son un desafío para los desarrolladores, ponen a prueba sus conocimientos, y a su vez, los ayuda a reforzar sus puntos débiles. Sin embargo, algunos esperan que sus reconocimientos se materialicen a través de una recompensa económica, un premio o algún beneficio, más allá del reconocimiento interno que tienen entre los pares.”

La cultura organizacional fue señalada también por los desarrolladores, quienes apuntaron que ser escuchados y comprendidos representa un diferencial a la hora de evaluar las condiciones de su trabajo actual. En este sentido, incentivar la participación activa genera conexión y transmite la sensación de inclusión.

“En cuanto a las oficinas, se valora el buen funcionamiento de los equipamientos básicos y un soporte técnico para facilitar su desarrollo diario. La luz natural, se mostró como un detalle clave para ellos, ya que los ayuda a mantenerse conectados con la realidad, disminuyendo el efecto “burn-out” y generando un ambiente cálido y desestresante. Asimismo, valoran compartir espacios de trabajo con sus compañeros y lo ven como un plus para el descanso de la mente”, señaló la investigación.

El análisis del estudio reflejó que la flexibilidad y el desarrollo profesional ocupan el primer y segundo lugar en orden de prioridades para los trabajadores de la industria del software, en tanto que lograr la integración entre la vida laboral y personal, es fundamental para satisfacer las necesidades de los talentos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario