Lifestyle

Ducha: ¿mejor a la mañana o a la noche?

Es una pregunta repetida en el común de la gente. Diversas investigaciones encontraron respuestas.

El horario de la ducha divide al común de la gente en dos equipos: los que la prefieren a la mañana y los que eligen bañarse a la noche. ¿Pero existe un momento del día mejor que el otro?

Una pista: no existe una respuesta absoluta. Más bien depende del efecto que cada persona quiera lograr con ese baño. Lo cierto es que el horario para ponerse bajo el chorro de agua dependerá de los niveles de estrés que cada persona experimente. Shelly Carson, doctora en psicología de Harvard y la autora Janet Kennedy indagaron sobre este tema. De sus investigaciones se esbozan estas conclusiones.

Quienes se duchen a la mañana llegarán al trabajo relajados pero manteniéndose en alerta y con la creatividad en auge. Por eso, quienes sufran ansiedad, estrés o estén bajo mucha presión por proyectos que requieran atención y creatividad, se beneficiarían con un baño matutino. También, esta opción es ideal para quienes les cuesta despertarse.

Por el contrario, quienes se duchen de noche se irán a dormir más relajados y tendrán más chances de tener un descanso de calidad, por lo que esta opción es ideal para aquellos que no pueden desconectarse del trabajo, que sufren insomnio o contracturas. En este caso, el agua regula la temperatura corporal, inducirá al sueño y contribuirá a regular el ritmo circadiano.

Otro tip importante que cita el sitio web TicBeat es mantener la temperatura del agua templada, debido a que la piel podría quedar seca e irritada si la ducha es muy caliente. Por otra parte, se recomienda que sean cortas, de entre cinco y diez minutos. Esta conducta ayudará al medio ambiente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario