Otoño a fuego lento: cocciones largas y sabores intensos

Lifestyle

Un recorrido por restaurantes que ofrecen preparaciones que reconfortan en la nueva temporada otoñal. Precios y opciones.

Que el calor se está despidiendo no es novedad y empieza la discordia entre los amantes y detractores del clima frío: shorts vs. abrigos, sábanas ligeras contra edredones y ventilación o calefacción son algunos de los temas de debate. Lo que no suele generar conflicto se encuentra del lado de la cocina: ¿Quién no disfruta de un buen plato caliente?. Recomendamos preparaciones con carnes en cocción lenta para comer al plato o entre panes.

TAPA ESTILO A.jpg
¿Quién no disfruta de un buen plato caliente?. Recomendamos preparaciones con carnes en cocción lenta para comer al plato o entre panes.

¿Quién no disfruta de un buen plato caliente?. Recomendamos preparaciones con carnes en cocción lenta para comer al plato o entre panes.

Ternera braseada al vino tinto

En Moshu, a pocos pasos del Parque Saavedra, uno de los platos fuertes ideales para la estación es “¡Pobre de Vo!”, una contundente porción de ternera braseada al vino tinto durante 5 horas en el horno, luego salseada con un fondo de carne casero y servida con papas y un huevo poché más un toque fresco de hojas de rúcula con vinagreta de aceto y miel. Disponible en el local con mesas en la vereda y para take away

¿Cuánto cuesta?: $690.

¿Dónde?: En Moldes 3802, Saavedra.

Costillar de novillo marinado

Blossom cautiva en Zona Norte con una propuesta diversa, artesanal y de calidad para comenzar el día, hacer una pausa por la tarde o cenar. Entre sus especialidades al horno de barro se destaca el “The 8 Hours”, un tierno costillar de novillo marinado por 12 horas con un rub de pimienta, ajo y romero, luego cocido y ahumado con quebracho colorado y espinillo blanco durante 8 horas y servido con papas rústicas, champiñones al verdeo y ensalada fresca. Sus locales de ambientación moderna lucen salones amplios y múltiples espacios al aire libre.

¿Cuánto cuesta?: $870 una porción y $2.200 para tres personas.

¿Dónde?: Edison 10, esquina Av. Santa Fe (Martínez) y Av. Maipú 2501 (Olivos).

Grillet de pato confitado

También en San Isidro, en el tranquilo barrio de La Horqueta, el bistró Alo’s -del chef Alejandro Féraud- deleita con una propuesta de alta cocina, siempre a la vanguardia y con respeto por el producto. Aquí se ofrece el exclusivo grillet de pato confitado, elaborado bajo un minucioso proceso: primero, el pato se confita en su grasa a 90 grados por 1:40 hs., luego se desmenuza la carne y se arrolla en forma de cilindro. Una vez frío, se corta una porción y se sella en una sartén de hierro para conseguir una terminación crocante. Finalmente, se presenta con una suave emulsión de maíz.

¿Cuánto cuesta?: $1.600.

¿Dónde?: Av. Al´te. Blanco

Encalada 2120, La Horqueta, San Isidro.

Asado Negro, con sello venezolano

Otro rincón alejado del circuito típico que vale la pena visitar es Ronconcon. En una casona refaccionada de Caballito se esconde una de las propuestas más originales de la Ciudad: una fusión de productos y recetas típicas de diferentes países latinoamericanos, con guiños a la gastronomía argentina. El Asado Negro es un gran exponente de la cocina venezolana y se trata de un cachete de novillo cocido en caldo de verduras por 4 horas o hasta que se pueda cortar con cuchara. Se le agrega café y papelón para lograr su sabor y color característico y se sirve con puré de zapallo y mandarina, tostadas de maíz y hojas verdes.

¿Cuánto cuesta?: $890.

¿Dónde?: Beauchef 527,

Caballito.

Vacío en cocción prolongada

Para los amantes de la parrilla, La Dorita de Palermo es una parada obligada. En este restaurante que rinde culto al asado y donde se respira argentinidad, uno de los platos más pedidos es el vacío en cocción prolongada. La carne se marina durante 24 horas con una mirepoix, perejil, manteca de ajo asado, caldo de verduras y ají molido, luego se sella a la leña y después se cocina de tres a 5 horas, logrando una terneza sin igual. Se puede disfrutar su vereda y salón o pedir para llevar.

¿Cuánto cuesta?: $1.100.

¿Dónde?: Humboldt 1892 y Bulnes 2593, Palermo.

Siguiendo por el lado de la parrilla, el restaurante de carnes Canta el Gallo propone una porción de vacío de un kilo de novillos seleccionados, marinado durante 2 horas en una salmuera con ajo, romero y más especias, luego cocido durante 4 horas a fuego lento en la parrilla y servido con dos guarniciones a elección: espinacas a la crema, papas españolas, batatas fritas o pastel de choclo y queso. Un plato para compartir entre dos personas en una casona antigua de campo, inmersa en el inigualable ambiente que provee el Centro Comercial de Nordelta.

¿Cuánto cuesta?: $2.460 para compartir.

¿Dónde?: Av. de los Lagos 7010, Tigre.

Wrap de pulled pork

Maiky, la moderna parrilla de Palermo, no solo tienta con carnes ahumadas y parrilladas para compartir, sino que también destacan sus opciones entre panes, como el wrap de pulled pork. La carne de cerdo se ahúma con astillas de nogal durante 1 hora, luego se cocina por 3 horas en un horno de barro junto con un caldo casero, jugo de naranja y especias y finalmente se desmecha y se mezcla con una sabrosa barbacoa casera para rellenar el wrap, junto con lechuga fresca y cebolla morada curada.

¿Cuánto cuesta?: $650.

¿Dónde?: Gorriti 5806,

Palermo.

Sándwich de cerdo ahumado

Una original propuesta gastronómica y de entretenimiento desembarcó a principio de año en el Hipódromo de Palermo: Picnic es un “spot” único rodeado de verde, en medio de las pistas de carrera, con street-food de calidad y de sabores inolvidables para los amantes del buen gusto. Su sándwich de cerdo ahumado es un punto fuerte en el menú y lleva una porción de bondiola sellada a la plancha y luego cocida lentamente durante 4 horas con una mirepoix de verduras, cerveza negra, mostaza y miel. Una vez fría, se desmenuza la carne, se integra con su líquido de cocción, con repollo blanco cocido a las brasas y con un chucrut liviano de repollo marinado con limón, vinagre de jerez, sal, pimienta y ají molido. Este relleno de bondiola y repollo se sirve dentro de un pan brioche con crema de palta alimonada, cilantro picante, pickles de remolacha y crema de remolacha. Una fiesta de sabor en un espacio que invita a la diversión.

¿Cuánto cuesta?: $800.

¿Dónde?: Av. del Libertador 4101, Palermo.

En pan pita, braseado y al horno de barro

En los Arcos del Rosedal se encuentra Francisca, un excéntrico espacio con un patio cubierto por una carpa marroquí y otro sector externo con gradas, mesas de madera, puffs, sillones, lámparas y candelabros que trasladan al Medio Oriente, al igual que su propuesta gastronómica. Además de sus pizzas de masa madre y platitos para acompañar con cócteles de autor, sobresale el sándwich en pan pita: lleva carne braseada durante 6 horas en un horno de barro con eucalipto y quebracho colorado, pimientos rojos confitados, remolacha, zanahoria, un mix de repollos y un aderezo de yogurt natural de búfalo con pepino, perejil y menta. Se acompaña con vegetales de estación al horno de barro, como papa, boniato, remolacha y cabutia.

¿Cuánto cuesta?: $600.

¿Dónde?: Avenida Infanta

Isabel 220, Arco 14,

Palermo.

Bondiola en pan de cerveza negra

En la boulangerie Gontran Cherrier de estilo parisino –con una hermosa vereda y una gran terraza a cielo abierto– se pueden degustar productos y platos clásicos de la gastronomía francesa, pero también algunas preparaciones de autor con foco en el producto. Así, se recomienda el jugoso sándwich cochon de bondiola. La pieza de carne primero se sella a la plancha y luego se cocina junto con hierbas frescas a 160°c durante 4 horas. Se presenta en un delicioso pan artesanal de cerveza negra con salsa barbacoa y chucrut de elaboración propia, acompañado de papas asadas.

¿Cuánto cuesta?: $640.

¿Dónde?: Malabia 1805,

Palermo.

Roast beef macerado con vegetales y hierbas

La cultura norteamericana de los años 80 y 90 se vive en Rocky de Ramos Mejía. El restaurante-bar combina un ambiente cargado de pop-art y una propuesta de american-food con platos icónicos como el sándwich Will Smith, en honor al famoso “Philly Cheese” típico de la ciudad de Filadelfia. Lleva roast beef macerado con vegetales y hierbas durante 24 horas y braseado en un horno especial a vapor que le otorga una terneza extrema. Se completa con queso mozzarella y queso cheddar, servido en pan ciabatta de queso.

¿Cuánto cuesta?: $560.

¿Dónde?: Av. de Mayo 323,

Ramos Mejía.

Agnolotti de lomo y bondiola

Si bien la cantina italiana Cosi Mi Piace se especializa en pizzas de estilo romano, su cocina ofrece variedad de antipasti, carnes y pastas frescas con encanto italiano. Ideal para los días frescos y para disfrutar en su pintoresco patio interno, sugieren los agnolotti de carne al pomodoro, hecho en la casa. Su relleno parte de cortes de lomo y bondiola cocidos a fuego bajo por más de 5 horas, aportando intensidad de sabor y una textura sumamente cremosa.

¿Cuánto cuesta?: $750.

¿Dónde?: El Salvador 4618, Palermo Soho.

Pasta rellena de cordero braseado

En el polo gastronómico de Retiro, sobre la entrada a la Torre Bellini Esmeralda, se ubica otro rincón de espíritu italiano: Cincinnati. Su menú es protagonizado por antipasti típicos, pizzas napoletanas a la leña y pastas frescas artesanales o secas italianas. Entre estas últimas, las estrellas son los conchiglioni di agnello: una pasta de trigo duro con forma de caracol abierto, relleno de un untuoso e intenso cordero braseado por 6 horas junto a cebollas, morrones, zanahorias, ajos y vino tinto. Se sirve con salsa pomodoro y unas hojas de albahaca fresca.

¿Cuánto cuesta?: $890.

¿Dónde?: Esmeralda 924, Retiro.

Ravioles de osobuco

Para cocinar en casa, una gran recomendación son las pastas de Biasatti, el nuevo mercado italiano que tienta con productos artesanales hechos a base de sémola de grano duro de calidad de exportación y huevos de campo. Una de las sugerencias para esta temporada son sus ravioles de osobuco y espinaca. La carne se cocina por 8 horas en un sabroso caldo de vegetales, luego se procesa con una parte de vegetales y fondo de cocción y se complementa con espinaca, queso parmesano y pimienta molida. Se pueden complementar con salsas caseras, como pomodoro, arrabbiatta, crema de hongos, manteca de salvia, pesto y más.

¿Cuánto cuesta?: $360 la caja.

¿Dónde?: Ciudad de La Paz 1917, Belgrano.

Dejá tu comentario