Día Mundial del Gato: cómo funciona el banco de sangre felino

Lifestyle

Los que dan, al igual que lo hace una persona, una parte de su cuerpo, en este caso su sangre, para intentar salvar la vida de otro de su misma especie.

En 2011 la medicina felina estaba en pleno ascenso motivado por familias que cada vez más se inclinaban a incorporar a su hogar estos peludos tan simpáticos. A su vez, comenzaban a reclamar una atención de excelencia: al poco tiempo sus gatos eran uno más de la familia y no el gato que estaba todo el día afuera y volvía solo a dormir.

Ya en el país hacía más de 10 años que existía la Asociación Argentina de Medicina Felina (AAMeFe), pionera en Latinoamérica, y muchos colegas se inclinaban por la especialización en estos animales tan particulares. Era el momento de dar grandes pasos y, sin dudas, uno de ellos era mejorando las condiciones en las que se transfundían los felinos.

Por esta razón, fundé el primer Banco de Sangre Felino de Latinoamérica (BSF), creando el Registro de Donantes Voluntarios, al cual llamé “Nuestros Héroes”.

Sin dudas son ellos los verdaderos protagonistas de esta historia, los que dan, al igual que lo hace una persona, una parte de su cuerpo, en este caso su sangre, para intentar salvar la vida de otro de su misma especie.

Requisitos para que un gato done sangre

Si bien hay un plan de requisitos y otro de beneficios para aquellos que se suman al banco, si hay algo que se respira alrededor de una persona que acude con su gato crítico y otra que viene a donar con su gato en muy buen estado de salud ¡es AMOR!

  • Tener entre 1 y 8 años de edad
  • Pesar 4 kg o más
  • Gozar de buen estado de salud
  • No salir al exterior de su vivienda
  • Control de parásitos externos (pulgas)
  • Donar regularmente

Beneficios por donar

  • Exámenes físicos
  • Exámenes de sangre completos
  • Testeo de inmunodeficiencia y leucemia felina
  • Testeo de mycoplasmas hemotrópicos
  • Tipificación de su grupo sanguíneo
  • Transfusiones para el donante si llegara a necesitar

He visto personas llorar de emoción al ver a su gato dando parte de su vida por otro, muchas veces motivadas por haber sufrido otrora la misma necesidad con otro amor de cuatro patas y haber tomado mayor conciencia sobre esta necesidad.

Si bien son muchos los héroes con los que contamos actualmente, hace falta incorporar muchos más para poder responder a todos los llamados diarios que recibimos clamando por ayuda para su gato anémico.

Muchos también son los enemigos que enfrentamos y sobre los que veterinarios y familias debemos trabajar unidos para derrotar.

Leucemia felina

La salida de los gatos al exterior de sus casas (hábitos outdoor) los expone a muchísimas posibilidades de traumatismos (caídas de altura, automóviles, peleas con otros gatos o perros), pero sin dudas hoy en día uno de los peores enemigos es el virus de la leucemia felina.

Este virus es el gran enemigo y constituye una de las principales causas de anemia en gatos jóvenes en el país, generando la necesidad de transfusiones en cuadros que suelen ser irreversibles a pesar de las mismas.

  • Se trata de una enfermedad
  • Viral y muy contagiosa
  • Afecta principalmente a gatos jóvenes
  • Cursa con anemia grave y generalmente mortal
  • La clave es la prevención con la vacunación

Ya llevamos casi diez años en esta misión y hemos inspirado incluso a otros del medio local e internacional a mejorar las herramientas para atender a nuestros gatos como ellos se merecen. Seguro que hay mucho más por hacer, pero no tengo dudas de que tanto profesionales y familias como la industria de la salud y el cuidado animal, vamos unidos por el camino correcto. ¿Te animás a sumarte a esta historia de amor?

Alexis Jaliquias

(*) Veterinario, Jefe de día (área de anestesiología y algiología) del Hospital Escuela de la facultad de Ciencias Veterinarias (Universidad de Buenos Aires) IG:@alexisjaliquias

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario