5 cosas que seguro no sabías del pochoclo

Lifestyle

El pochoclo es un producto tan universal que hasta tiene día propio. Acá te acercamos 5 datos útiles, que quizá desconocías.

En su Día Mundial, hay muchas cosas que se pueden decir del pochoclo, incluso algunas que seguramente no sospechás, pese a haber consumido bolsas y bolsas -o baldes, ponele- frente al televisor, la compu o la pantalla de cine. Pero seguidamente te develamos curiosidades del vital (?) alimento.

  1. 1. Se llama pochoclo para nosotros. Pipoca en Bolivia y Brasil. Cabritas en Chile. Cangull en Ecuador, Crispetas en Colombia. Palomitas de maíz en España. Poporopo en Guatemala. Pororó en Paraguay. Canchita en Perú. Rosetas en Puerto Rico. Cocaleca en República Dominicana. Cotufas en Venezuela. Los pochoclos son universales, pero tienen un nombre propio en cada país o incluso región.
  2. 2. Casi ningún pochoclo se llama igual en los diferentes países y casi ninguno tiene el mismo sabor: pueden ser dulces, salados, caramelizados, sabor manteca, queso, chocolate, curry, dulce de leche o barbacoa. Lo que se dice, un producto ecléctico.
  3. 3. Se estima que el pochoclo data de principios del 1500 y es oriundo de México, desde donde se propagó por América. Es decir, fue consumido originariamente por aztecas e incas. También se le adosaban cualidades ceremoniales. Incluso estéticas: con ellos enhebraban collares, tocados y adornos que invocaban a los dioses de la lluvia y la fertilidad.
  4. 4. El grano de maíz tiene sus cosas: una corteza externa (pericarpio), muy gruesa e impermeable. El interior de un buen grano, en cambio, debe ser bien húmedo y concentrar gran cantidad de almidón (endospermo). Al querer convertir un grano de maíz en pochoclo, se lo somete a una temperatura de 175° C. Ese calor hace que el agua interna se convierte en vapor, presione la corteza y el grano explote.
  5. 5. Tiene mala prensa, pero al pochoclo se le asignan vitaminas del Complejo B y E, algunos minerales (cobre, hierro, magnesio, zinc y fósforo), antioxidantes que combaten los radicales libres e incluso es apto para personas diabéticas e intolerantes al gluten.

Dejá tu comentario