En el mundo del vino: ¿las mujeres traspasan el techo de cristal?

Lifestyle

Se animaron a penetrar en un universo considerado hasta hace poco exclusivo para hombres y hoy marcan el rumbo en algunas de las bodegas más prestigiosas del país. Aquí, una charla con diez mujeres protagonistas.

Hace unos años era impensado imaginar a una mujer al mando de una bodega, liderando un equipo de sommeliers o en cargos gerenciales de una compañía vitivinícola. Y si bien el mundo del vino es aún tradicionalista y conservador desde el punto de vista de género, de a poco se van abriendo puertas.

La pionera

La primera en animarse a traspasar fronteras fue Susana Balbo, quien marcó el camino primero en Cafayate, donde estuvo diez años, y posteriormente en Mendoza.

Hoy son cada vez más las mujeres que se destacan en las distintas regiones vitivinícolas del país. Además de desempeñarse en el área de enología, también trabajan como sommeliers, en los laboratorios de las bodegas, como ingenieras agrónomas y encargadas de turismo, entre otras áreas.

Ámbito entrevistó a diez jugadoras que ocupan diferentes cargos en la industria. Los ejes de la charla fueron: el protagonismo femenino en un mercado considerado durante mucho tiempo “exclusivo para hombres”, el aporte de la mujer a la industria y las últimas tendencias en vinos, entre otros temas de conversación.

VINO W SOPHENIA.jpg
Eugenia Luka

Eugenia Luka

Eugenia Luka, estuvo inmersa en el mundo del vino desde muy chica. “Mi papá, Roberto, trabajó desde que tengo memoria en esta industria. Cuando tenía 8 años fundó Finca Sophenia en Gualtallary, valle de Uco, junto con el papá de mi mejor amiga Sophia. Desde entonces crecí a la par de la viña y fue aumentando mi amor por el vino. Hace 9 años empecé a trabajar en la bodega en el área de comunicación, y en los últimos años asumí el gran desafío de comenzar con mi propia línea de vinos: E’s Vino Wines que incluye pequeñas producciones de vinos de montaña de la región de Tupungato, Valle de Uco”, cuenta Eugenia, responsable de comunicación de Bodega Sophenia.

“Es muy lindo ver el protagonismo que tiene hoy la mujer en la industria no solo en Argentina si no a nivel mundial, con mujeres liderando organizaciones y distintas áreas desde lo enológico, productivo, comunicación, marketing, enoturismo, etc. Más lindo aún es ver que esto es un reflejo de lo que pasa también en el consumo. Durante mucho tiempo se decía que la mujer ‘no toma vino’ o ‘solo toma vino blanco, rosado y dulce’. Hoy en día la mujer no solo consume y disfruta de todo tipo de estilo, incluyendo tintos de alto cuerpo y complejidad si no que en muchos mercados es la decisora de compra del hogar”, dispara Eugenia. “Yo personalmente hago muchas degustaciones en vinotecas y restaurantes de Buenos Aires y distintos lugares del país y doy fe que en general la mayoría de los asistentes son mujeres”, afirma.

VINOS W BELEN SOLER VALLE.jpg
Belén Soler Valle, manager y dueña de Bodega Vinos de Potrero.

Belén Soler Valle, manager y dueña de Bodega Vinos de Potrero.

“Las mujeres y los hombres tenemos similitudes y también diferencias, por suerte las tenemos, así nos volvemos más compatibles y complementarios, pero tenemos que tener los mismos derechos. Es muy lindo que una empresa pueda tener los dos puntos de vista, sus opiniones, sus atributos y también sus diferencias”, considera Belén Soler Valle, manager y dueña de Bodega Vinos de Potrero, ubicada en Gualtallary, Valle de Uco, Provincia de Mendoza. “Las mujeres no venimos a romper ningún esquema, sino que venimos a sumar, a hacer fuerza para que se sumen cada vez más mujeres”, agrega la empresaria, quien tiene como su máxima referente a Susana Balbo: “la admiro mucho porque es la primera enóloga que hubo en el país, es dueña de una bodega y hace vinos increíbles”, considera Soler Valle y recomienda probar el Riesling, una cepa no tradicional en vinos blancos “que tiene una acidez increíble y cuando evoluciona, las notas que genera los convierte en vinos únicos. Se dan muy bien en zonas frías, acá en Argentina no hay muchas hectáreas plantadas, pero está en proceso”, aclara.

VINOS W VICTORIA PRANDINA.jpg
Victoria Prandina, directora enológica de Bodega Vinorum.

Victoria Prandina, directora enológica de Bodega Vinorum.

Para Victoria Prandina, directora enológica de Bodega Vinorum, “durante años la enología fue exclusiva para hombres, pero en los últimos 3, 4 años la mujer ganó terreno y pudo mostrar lo que estaba haciendo puertas adentro con otra sensibilidad, con otra perspectiva. Creo ha sido muy positivo para la industria”, sostiene y sigue: “hemos aportado vinos de gran calidad, reinventamos todo el tiempo, siempre vamos por más, innovamos”.

VINOS W MAGDALENA.jpg
Madgalena Viani, enóloga de Bodega Trivento.

Madgalena Viani, enóloga de Bodega Trivento.

Madgalena Viani, enóloga de Bodega Trivento, asegura que “los tiempos de la exclusividad para hombres quedaron en el pasado. Hoy en día ves mujeres en puestos jerárquicos, llevando adelante el liderazgo de bodegas exitosas. Respecto al aporte que hacemos nosotras, creo que no por ser de un género distinto somos diferentes. Depende del compromiso que le pongamos, la manera responsable de trabajar y la pasión que le pongamos”, acota. Para Viani, “la tendencia viene de la mano de vinos con menos madera. Paralelamente hay una curiosidad de volver a cepas como la criolla grande, bonarda o semillón”.

VINO W LUCIA ROMERO.jpg
Lucía Romero Marcuzzi, Directora Ejecutiva de la bodega El Porvenir de Cafayate.

Lucía Romero Marcuzzi, Directora Ejecutiva de la bodega El Porvenir de Cafayate.

Lucía Romero Marcuzzi, Directora Ejecutiva de la bodega El Porvenir de Cafayate, trabaja en la industria hace casi 15 años. “Cuando empecé a viajar para abrir mercados en ferias internacionales éramos pocas las mujeres y sobre todo no se veía muchas directoras, enólogas y agrónomas y eso fue cambiando afortunadamente. Ahora hay más protagonismo en las Bodegas, también en el servicio con muchas sommeliers y hay estudios realizados donde se comprueba que quienes eligen los vinos a la hora de comprar son mujeres, algo que me pone muy contenta porque creo que podemos aportar mucho en esta industria”, asevera Lucía.

“Las mujeres tenemos otras actitudes, otras formas de liderazgo, otras formas de comunicar el vino. También tenemos más empatía que creo se traslada a buen manejo de la gente y a más conciencia de la sustentabilidad y al cuidado de recursos que hoy en día es sumamente importante. Me encanta trabajar con mujeres, dentro del área de turismo son mayoría y logramos muy buena recepción con quienes nos visitan a la bodega. También en la venta, la mujer logra buena conexión con el comprador y puede comunicar muy bien las características del vino. Desde la parte productiva hay mucho de sensibilidad y de creatividad que pienso que es un gran valor”, analiza la representante de El Porvenir de Cafayate.

VINO W ANDREA TANSINI.jpg
Andrea Tansini, enóloga de Bodega Doña Paula.

Andrea Tansini, enóloga de Bodega Doña Paula.

Un poco más moderada es Andrea Tansini, enóloga de Bodega Doña Paula, quien considera que, si bien la mujer ha ganado protagonismo, “no sé si el suficiente. Falta mucho camino por recorrer”. Aclara, sin embargo, que “en la actualidad hay muchas mujeres referentes, muy reconocidas por su labor y que están liderando grandes proyectos”. Para Tansini, lo que se viene son los “vinos de terroir. Es decir que el vino exprese la región de la que procede, su suelo y su clima, el manejo del viñedo y su elaboración”.

VINO W CAROLINA.jpg
Carolina Feit es sommelier y guía nacional de turismo

Carolina Feit es sommelier y guía nacional de turismo

Carolina Feit es sommelier y guía nacional de turismo, analiza que “la mujer fue ganando terreno lentamente, en silencio y a veces siendo relegada a tareas secundarias. Pero ya hay muchas bodegas que ya tienen mujeres al mando, muchas sommeliers que nos estamos capacitando y estamos logrando tener protagonismo en las decisiones importantes y a la par de los hombres”.

Para Carolina, “todavía hay que reconocer que tenemos muchas diferencias con los hombres en muchos aspectos. En el caso del vino, hay muchas mujeres que tienen los mismos gustos que los hombres, buscan vinos complejos, que necesiten ser desarmados, robustos. Pero si vamos al común de las mujeres, buscan algo más sutil, romántico, con aromas florales y en paladar no tan ácidos, más equilibrados, frutales”, reconoce la sommelier y considera que para conquistar nuevos paladares “hacer vinos sencillos, jóvenes, no muy ácidos sino más bien con algo de dulzor. No comparto los vinos en lata, pero reconozco que puede servir para llegar a un consumidor nuevo ya que es rápido de abrir y consumir directamente”, explica.

VINO W CARO LIGA.jpg
María Carolina Cristofani.

María Carolina Cristofani.

El team completo de la Liga de Enólogos son 7, entre mujeres y varones. Dos de ellas, Alejandra Riofrío y María Carolina Cristofani, participaron del debate. “El rol de la mujer hoy en día en la industria es fundamental porque tenemos la capacidad de ser multitasker y tener una visión más amplia del mercado. A pesar de ello, considero que en la actualidad la mujer aún no tiene el suficiente protagonismo en la industria debido a que en el 99 % de las bodegas del país hay una enóloga o agrónoma desarrollando tareas vitales para la producción y son anónimas.

VINO W ALE LIGA.jpg
Alejandra Riofrío

Alejandra Riofrío

Pero afortunadamente es una tendencia que va desapareciendo porque cada año se conocen más hacedoras, algunas pioneras y otras que van a hacer historia”, sostiene Riofrío. Para Cristofani, “la mujer aporta sutileza, armonía, delicadeza, equilibrio y orden”. Al igual que algunas de sus colegas, la sommelier recomienda cepas no tradicionales como “nebbilo, ravos verones, lambrusco, cordisco, semillón y chenin”.

VINOS W PAULA GONZÁLEZ.jpg
Paula González, la flamante incorporación de Pyros Wines

Paula González, la flamante incorporación de Pyros Wines

Por último, Paula González, la flamante incorporación de Pyros Wines, opina que “hablar de protagonismo de la mujer en la industria del vino, describe una realidad: como en muchos aspectos sociales y laborales, la mujer tuvo que buscar su lugar, demostrar, capacitarse y trabajar. Tal vez en el imaginario de muchas personas, que una mujer elabore vinos, sigue siendo poco común, pero la realidad desmiente esa y otras creencias relacionadas; cada vez más mujeres elaboran vinos, gerencian bodegas, plantan viñedos, publican sobre vinos, venden vinos y asesoran sobre consumo”.

“Muchas veces se subestima el paladar de la mujer, pero lo que no saben es que muchas preferimos los tintos y por el contrario hay hombres fanáticos del Chardonnay. La presencia de mujeres ha obligado a la industria a tomar nuevos desafíos, a salir de zonas de confort, a tener nuevas miradas sobre el mercado. Las mujeres vamos en busca del detalle, somos perfeccionistas por naturaleza y a la vez innovadoras. Aportamos orden y delicadeza. Proponemos nuevos estilos de vinos y aportamos creatividad para llegar a nuevos consumidores”, concluye la enóloga de Pyros Wines.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario