Lifestyle

Revelan los beneficios de tratar el colesterol antes de los 45 años

Expertos sugieren que no sólo un alto nivel de colesterol sino la duración de exposición de estos valores aumenta el riesgo de sufrir un ACV antes de los 75 años. Pero aún se deben analizar los efectos de administrar estatinas a largo plazo.

Administrar un tratamiento para bajar el nivel de colesterol en las personas de menos de 45 años podría reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares más tarde en la vida, concluyó un gran estudio divulgado este miércoles.

Los autores, que analizaron los datos de más de 400.000 personas de 19 países occidentales en un periodo de tiempo muy amplio –de hasta 43 años en algunos casos– confirman el vínculo entre una tasa demasiado alta de colesterol y el mayor riesgo cardiovascular a largo plazo. Pero también demuestran que este aumento del riesgo es mayor en los pacientes relativamente jóvenes (menos de 45 años) que en los mayores de 60 años.

Así, las mujeres de menos de 45 años con un nivel de colesterol LDL (el "malo") un poco alto -entre 1,45 y 1,85 gramos por litro - que presentan al menos dos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares (como obesidad, diabetes, hipertensión o tabaquismo) tienen una probabilidad de 16% de accidente cardiovascular antes de los 75 años, según el estudio. Mientras que en el caso de las mujeres de más de 60 años con el mismo perfil, el riesgo es del 12% según el trabajo publicado en la revista médica británica The Lancet. En los hombres con las mismas características, las probabilidades son de 29% y 21%.

"Lo que se sugiere es que no es solo el nivel de colesterol sino la duración de la exposición a un colesterol alto lo que pone en riesgo la salud", señala Paul Leeson, profesor de medicina cardiovascular de la Universidad de Oxford, en un comentario independiente sobre el estudio.

Con ayuda de un modelo estadístico, los investigadores demostraron que si se disminuyera la mitad de la tasa de colesterol malo, con ayuda, por ejemplo de medicamentos de la familia de las estatinas, el riesgo cardiovascular de las mujeres menores de 45 años caería a 4% y el de los hombres a 6%.

El colesterol HDL, calificado como "colesterol bueno" está constituido de lipoproteínas que transportan el excedente de colesterol hacia el hígado, lo que evita su acumulación en los vasos sanguíneos.

El colesterol LDL, o el malo, se mide sustrayendo la cantidad total de colesterol y la de colesterol HDL. Está constituido por el colesterol LDL (asociado al riesgo de aterosclerosis, un endurecimiento de los vasos sanguíneos por la formación de ateromas) y por los triglicéridos.

"Estos resultados consolidan la idea de que controlar el nivel de colesterol cuanto antes en el curso de la vida podría dar mejores frutos que si se espera a una edad avanzada", comenta Leeson.

Sin embargo, alertaron que antes de deducir recomendaciones médicas, hay que realizar más investigaciones sobre la forma de reducir eficazmente el colesterol en las personas relativamente jóvenes, en especial, sobre la pertinencia de tomar un tratamiento de forma continuada durante décadas, subraya.

Los datos actuales sobre las estatinas "no han evaluado los tratamientos durante varias décadas, por lo que no está claramente establecido el riesgo de efectos secundarios -que modifican la relación beneficio-riesgo", estima Jennifer G. Robinson, profesora en el departamento de epidemiología de la Universidad de Iowa, EEUU, en otro comentario independiente sobre el estudio.

Varios autores del estudio han declarado haber recibido varios tipos de financiación como becas de investigación o remuneraciones de diferentes laboratorios farmacéuticos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario