Política

Macri-Vidal: dardos a soberbia y violencia K en tierra bonaerense

Apoyo oficialista al candidato a intendente de la ciudad balnearia y actual diputado, Guillermo Montenegro. Hoy, última escala del "sí, se puede" y cierre de campaña en Córdoba. Alertar por fiscalización.

Mauricio Macri realizó ayer en Mar del Plata la penúltima -y multitudinaria- escala del tour “sí, se puede”, de cara a las elecciones del domingo próximo, y cuyo último tramo de campaña será hoy, por la tarde, en Córdoba. Anoche, y junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el presidente direccionó la mira hacia la soberbia y violencia que representa la fórmula kirchnerista del Frente de Todos, y pidió a los militantes “no quedar callados mientras nos roban nuestro futuro”.

El jefe de Estado se mostró junto a Vidal; su compañero de fórmula y senador justicialista, Miguel Pichetto; y el candidato a intendente marplatense de Juntos por el Cambio, el diputado y exfiscal Guillermo Montenegro. “Querían ir hasta por nuestra libertad pero estamos acá, despertamos juntos y empezamos a levantar la voz para decir ‘basta’. La verdadera fuerza la tenemos nosotros, los que nos levantamos temprano para ir a trabajar y sacar el país adelante”, aseguró Macri.

“Sabemos que tenemos muchos más desafíos que enfrentar, pero volviendo al pasado no se van a resolver. No caigamos en falsas promesas de aquellos que tantas veces nos defraudaron. Vemos abusos y privilegios que se defienden con mentiras y patotas, no caigamos en que ‘ahora son los que saben’. ¡Por Dios!”, destacó el Presidente.

En el tramo final de su discurso, Macri reconoció que en las PASO del 11 de agosto pasado, el oficialismo estuvo “un poquito distraído”, y disparó: “No queremos que nos pasen por arriba, queremos que nos respeten en las mesas, cuidar lo que nos corresponde en las mesas. El domingo vamos a fiscalizar y cuidar los votos”.

Para Macri, el oficialismo desmostró durante la gestión que “se puede gobernar sin generar odio y miedo, resolviendo problemas todos los días...”. En esa línea, detalló: “Podemos dialogar, sentándonos a una mesa con gobernadores, sindicatos, empresas y generar trabajo, con ciento de miles de puestos de trabajo como en Vaca Muerta o en la exportación carne”.

El mandatario señaló por otra parte que se puede hacer “política social sin clientelismo, llegando con Estado donde nunca se pudo llegar”, o realizar “obras por todo el país sin corrupción”, y resaltó que “lo que se viene es el crecimiento, la mejora de salario y el alivio a todos los argentinos, que tanto necesitamos...”. “Quieren que nos callemos, ya fueron demasiadas veces de soberbia y dedito acusador. Rechazamos esa forma de ejercer el poder”, deslizó Macri para recordar los gestos del kirchnerista Fernández durante los debates presidenciables o en las infartantes cadenas nacionales de Cristina de Kirchner.

Palanca

En la previa del discurso de Macri habló Vidal: “Quisimos venir a Mar del Plata no porque el domingo van a elegir gobernador, intendente y presidente, sino porque queremos a Mar del Plata. No es una ciudad más de la provincia, es la vez número 45 que vengo como gobernadora”, lanzó.

Minutos más tarde, Vidal contó: “Empezamos haciendo lo que no podía esperar estos años, como tener una ambulancia si nos pasa algo en la calle. Ahora, si tenemos un accidente y hay SAME en esta ciudad, como también para 13 millones de bonaerenses”. También recordó varias obras de infraestructura realizadas por el Gobierno nacional.

La gobernadora manifestó: “El ultimo año y medio fue difícil y sé que costó llegar a fin de mes y tuvieron miedo de perder trabajo. Pero no crean no crean que los mismos que de 2011 a 2015 hicieron que Mar del Plata perdiera puestos de trabajo los va a ercuperar. No crean en falsas promesas, crean en lo que se ve y en lo que se hace”. Y finalizó: “Para nosotros, el poder no es soberbia, tener razón. No es eterno, no es pensamiento único. El poder es servicio, servicio, servicio”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario