Espectáculos

Molinelli y Alí: "La literatura no está escindida de la realidad política y social"

La poesía crece como género literario en la Argentina y se expresa en diversos ámbitos sobre la realidad que nos toca vivir. Un poemario reúne a 13 mujeres poetas y en sus páginas desfilan 13 diversas perspectivas del mundo. El feminismo, a flor de piel.

En el circuito literario argentino hay un auge de publicaciones de poetas, de lecturas, de talleres, de eventos y de producción local del género. Es un fenómeno horizontal, de abajo hacia arriba, que se comparte en redes sociales, que se apoya en bares y centros culturales, que se cimienta en publicaciones de editoriales independientes.

A fines del año pasado, cuando el país parecía ser otro, se editaba y presentaba el poemario “Otros colores para nosotras. Poesía contemporánea de mujeres argentinas" (Ediciones Continente). El libro es parte de la oleada poética que no escapa de la realidad, de los reclamos sociales y políticos, con el feminismo a flor de piel.

El poemario reúne a 13 mujeres poetas y en sus páginas desfilan 13 diversas perspectivas. Son versos que rebalsan de cotidianidad, creación, pasión, ideología y política. Unos poemas que son una pequeña muestra de esos 13 mundos, de esos otros millones de mundos. Hay un reflejo de los miedos de esta época, pero a los que se sobreponen con la fuerza del conjunto, con las armas de la unión. Un breve libro que da un certero pantallazo del universo de las mujeres que hoy escriben poesía en la Argentina.

Las autoras presentes son Jimena Arnolfi, Valeria Cervero, Flor Codagnone, Malén Denis, Valeria De Vito, Romina Dziovenas, Paula Giglio, Tamara Grosso, Natalia Leiderman, Verónica Pérez Arango, Luciana Reif, Juana Roggero, Micaela Szyniak. "Trece poetas reunidas para el conjuro, cual fórmula mágica que se dice, recita o escribe para conseguir algo que se desea", explica la contratapa. En este ejemplar aquelarre otras dos poetas tuvieron la tarea de compilar el trabajo, Roxana Molinelli (Quilmes, 1983, autora de “Amuleto”) y Bárbara Alí (CABA, 1984, escribió "La mancha de los días").

otros colores.jpg

Algunos versos, de Leiderman, que condensan el reclamo simbólico del título del poemario:a veces la rebelión consiste / en corromper tu tejido / regalándote lanas de otros colores // no hay rosa / ni celeste / ni blanco, sabés? // abro el espectro, imagino / otros sueños posibles / para nosotras: / violeta / naranja / azul eléctrico."

El sentido de comunidad, de apoyo, de sororidad entre mujeres que se dan fuerza y se potencian también se hizo patente en la entrevista a través de un intercambio de chat: Molinelli y Alí respondieron en conjunto, en nombre de ambas.

Periodista: ¿Qué las llevó a organizar este poemario y a convocar a estas autoras?

Roxana Molinelli y Bárbara Alí: Organizamos este poemario pensando que queríamos habilitar un espacio donde se encontraran voces con estilos muy diferentes en torno a una propuesta en común: pensar poéticamente ciertas cuestiones que son objeto de reflexión desde los feminismos. Creemos que hay en el trabajo de la poesía con el lenguaje otros modos de abordar ciertas problemáticas que nos parece sumamente necesario abrir, poner en práctica, habitar.

P.: ¿La poesía vive un nuevo auge en cuanto al número a publicaciones, eventos, autores?

R.M. y B.A.: Estamos en un momento de muchísima circulación de la poesía en las redes, ciclos literarios, ferias de editoriales independientes, etc. Las causas quizás sean la accesibilidad para la exposición del material en las redes sociales, la posibilidad de editar con mayor facilidad en pequeñas editoriales (a pesar de la época nefasta que estamos viviendo) y una gran necesidad de sostener estos espacios como lugares de encuentro y microrresistencias.

otros colores 0.jpg
<p>Bárbara Alí y Roxana Molinelli en la presentación del libro.</p>

Bárbara Alí y Roxana Molinelli en la presentación del libro.

P.: El libro está atravesado por un sentir muy actual, de protesta, de empoderamiento, de sororidad, ¿qué cambió en la realidad y en el imaginario colectivo que hizo esto posible? ¿Cuáles son las nuevas preocupaciones?

R.M. y B.A.: Afortunadamente estamos atravesando un momento histórico en el cual se están movilizando muchísimas estructuras, principalmente la estructura patriarcal que impuso un modo de vincularse marcado por la violencia y la intolerancia frente a las diferencias. Las preocupaciones (no son nuevas pero sí más visibles) que nos inquietan son muchas y variadas y van desde la soberanía sobre nuestros cuerpos (presente en el planteo del derecho al aborto legal, seguro y gratuito y en cualquier planteo que busque ampliar la libertad de los cuerpos), pasando por diferentes modos de pensar los vínculos amorosos, las maternidades, las niñeces, hasta el reclamo en la calle por los femicidios y travesticidios. En este sentido es interesante leer el libro tratando de escuchar las formas en que estas inquietudes aparecen, entran en diálogo y se enlazan.

P.: ¿El movimiento feminista renovó la fuerza de la literatura argentina?

R.M. y B.A.: La literatura, como cualquier disciplina artística, no está escindida de la realidad política y social, de manera que cualquier movimiento en esos planos afecta, de formas más o menos notables, en el lenguaje y sus modos de expresión.

P.: ¿Cómo se articulan las nuevas tecnologías con un género tan tradicional como la poesía? ¿Hay un diálogo con las redes sociales y las nuevas formas de comunicarse?

R.M. y B.A.: Las nuevas tecnologías posibilitan y facilitan la circulación del material, de proyectos editoriales, de ciclos literarios y eso genera cierta democratización, en tanto hay un espacio que puede ser ocupado con mayor facilidad. Eso en cuanto a la circulación. En cuanto a la producción, la literatura sigue conservando un origen solitario y de trabajo artesanal con el lenguaje, que es una instancia previa, más musical e inconsciente, afortunadamente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora