Economía

Moratoria a porteños con condonación de intereses y multas

Se presentó un nuevo proyecto de la ley en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para regularizar la situación de los contribuyentes.

Los contribuyentes porteños podrán regularizar su situación utilizando una herramienta mucho más eficaz y atractiva que un plan de facilidades de pago. Se puede afirmar que es lo que se estaba esperando.

En efecto, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires presentará ante la Legislatura un proyecto de ley para la implementación de una moratoria a través de la cual además de instrumentarse nuevos planes de pago para las deudas tributarias se propicia la condonación de intereses y sanciones.

Desde ya que esta iniciativa (se presentó ayer) requerirá de un trámite exprés por parte de los legisladores, lo que parece acertado pues a la vez que le otorga legalidad a la medida, permite que pueda reglamentarse en tiempo oportuno por parte de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), ente que elaboró el proyecto, cuyo titular es Andrés Ballota.

En esta línea debe destacarse que se trata de una decisión demandada por los contribuyentes a los fines de lograr oxígeno ante la abultada presión fiscal. Y eso parece lograrse, en particular por la amplitud con que fue proyectada esta moratoria que por tratarse de una norma extraordinaria que permite la reformulación de la deuda con el Fisco (por ejemplo, quita sobre intereses) necesita de la intervención legislativa, no puede dictarse administrativamente. En consecuencia, cuanto antes se trate y se sancione, antes comenzará la regularización de las deudas.

La moratoria en camino de aprobación no solamente beneficiará a las pymes o a la empresa grande, universo de donde surgirá el mayor caudal de adherentes, sino también al contribuyente de a pie pues alcanza a todos los impuestos a cargo de la AGIP, según la información oficial. En otras palabras, al empresario le preocupa su deuda de Ingresos Brutos pero al vecino de la cuadra lo que no pagó de Tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza o de Inmobiliario, todos podrán ponerse al día.

Puntos salientes

Los principales aspectos del proyecto pueden sintetizarse en los siguientes:

Incluye las deudas vencidas al 31 de julio de 2019

Los pequeños y medianos contribuyentes podrán acceder a un plan especial, que se podrá hacer hasta en 120 cuotas (10 años), con la posibilidad de abonar la primera cuota recién a los 90 días desde su adhesión, plazo que podría llegar hasta marzo de 2020 considerando la fecha de vencimiento para la adhesión (31/12).

Los grandes contribuyentes podrán realizar un plan de pagos hasta en 60 cuotas.

También habrá una opción que permitirá pagar el 10% del total de la deuda como anticipo y el saldo restante en 90 cuotas.

Todos los planes cuentan con la condonación de intereses y sanciones.

El interés de financiación aplicable a las facilidades de pago será con un esquema ascendente en el plazo, siempre muy por debajo de la tasa de interés del mercado.

El proyecto prevé el plazo de acogimiento hasta el 31 de diciembre de 2019.

Embargos y retenciones

El proyecto contempla dos cuestiones importantes para los contribuyentes. En primer lugar prorroga hasta el 31/12/19 la suspensión de aplicar el SIRCREB (Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias), es decir de las retenciones de Ingresos Brutos sobre las acreditaciones bancarias y que según estimaciones del ente recaudador viene beneficiando a 220.000 pymes y a los pequeños contribuyentes. Se excluirá de estas retenciones a los contribuyentes que hayan facturado hasta $15 millones durante el 2018.

El alivio que produce esta medida es no generar más saldos a favor en cabeza del contribuyente que le producen un perjuicio financiero, pese a las medidas de simplificación adoptadas por la AGIP para lograr la devolución de las retenciones en exceso.

Por otra parte, el haber contemplado el levantamiento de embargos a aquellos contribuyentes que se acojan al plan descomprimirá la situación de muchos que se ven con cuentas bancarias trabadas que condicionan de manera severa la habitual operatividad de los negocios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario