21 de noviembre 2016 - 18:17

A dos semanas de ser electo presidente, Trump alcanza niveles récord de popularidad

A dos semanas de ser electo presidente, Trump alcanza niveles récord de popularidad
Con su popularidad en niveles récord tras su triunfo electoral, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, regresó a su rascacielos en Nueva York para continuar con la tarea de conformar su futuro gobierno, luego de que anticipara que está cerca de decidir sobre varios puestos clave.

En tanto, desde Perú y en su última conferencia de prensa en el extranjero como presidente, Barack Obama alertó que no se quedará callado si ve que su sucesor amenaza los valores de su país y volvió a defender los beneficios del libre comercio de los cuestionamientos de Trump.

La inesperada victoria de Trump alarmó a EEUU y al mundo, y aunque desde entonces ha dado algunos indicios de moderación de sus posturas más radicales, como en materia de inmigración, aún hay dudas en política exterior y sobre hasta dónde llegará en su oposición a la globalización y el libre comercio.

El equipo de transición de Trump anunció una serie de entrevistas con líderes republicanos que el mandatario electo tendrá en las próximas horas en la Trump Tower, en Manhattan, luego de pasar el fin de semana en la vecina New Jersey, pero aclaró que no habrá "anuncios inminentes" sobre su futuro gobierno.

"Hemos alcanzado un par de acuerdos", dijo ayer el magnate inmobiliario en declaraciones a periodistas en un club de golf de su propiedad en Bedminster, New Jersey.

El presidente electo anticipó que esta semana mantendrá "encuentros increíbles" que traerán "gente increíble" a su futuro gobierno.

"Ya sabrán de ellos pronto", dijo.

Hasta ahora, Trump ha difundido las personas que está proponiendo para ocupar puestos como la jefatura de su gabinete, la dirección de la CIA y la Fiscalía General, pero aún quedan puestos claves, como los titulares de la Secretaría de Estado, Defensa y el Tesoro.

Ayer, el mismo Trump dijo que está considerando al general retirado James Mattis para la cartera de Defensa, mientras que el vicepresidente electo, Mike Pence, mencionó al ex candidato presidencial republicano Mitt Romney para la Secretaría de Estado.

Sin embargo, uno de los voceros de su equipo de transición, Jason Miller, dijo hoy que hasta que no haya una decisión final de parte de Trump no se dará a conocer la identidad de más candidatos a ocupar los puestos claves, y señaló que se buscaba integrar un gabinete con un grupo de personas "muy amplio y muy diverso".

"No esperamos anuncios inminentes", afirmó Miller en un conferencia telefónica con periodistas al ser consultado sobre la posibilidad de que haya nuevos nombramientos en las próximas horas, informó la agencia de noticias EFE.

Por otra parte, Miller y otro portavoz del equipo, Sean Spicer, anunciaron que en la tarde del martes próximo o el miércoles a primera hora Trump se trasladará a Florida para pasar con la familia las fiestas de Acción de Gracias.

Por otra parte, los portavoces del equipo de transición dijeron que para las próximas horas se espera la difusión de un video de Trump en el que anticipa sus actuaciones en temas prioritarios, como el comercio, la energía o la inmigración.

También, una encuesta difundida por el diario Politico mostró que la popularidad de Trump creció 9 puntos desde las elecciones del 8 de noviembre, en las que el republicano venció a la candidata demócrata, Hillary Clinton, logrando un récord en su aceptación entre el electorado.

El sondeo, realizado por la empresa Morning Consult, revela que el 46% de los encuestados tiene una opinión "algo favorable" o "muy favorable" de Trump, mientras que el 12% tiene una visión "un poco desfavorable" y un 34 % una opinión "muy desfavorable" del polémico millonario neoyorquino, quien será investido como nuevo presidente de Estados Unidos el 20 de enero.

El estudio, según cita la agencia de noticias EFE, indica que desde su triunfo electoral, la popularidad de Trump subió 9%, y pasó del 37% justo antes de los comicios al 46% actual.

Trump llegó a la Presidencia tras una áspera campaña en la que achacó a la globalización, la inmigración ilegal y los deficientes acuerdos de libre comercio todos los males de Estados Unidos, calando hondo en el descontento de un gran sector empobrecido de un país que sigue siendo la primera economía del planeta.

Desde Perú, Obama alertó sobre los riesgos de dejar de impulsar la ratificación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), muy criticado por Trump, y anticipó que no se quedará callado si considera que el mandatario electo amenaza los "valores" del país.

En Lima, al término de la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), Obama ofreció anoche su última rueda de prensa como presidente en el extranjero, al término de su gira internacional de despedida por Grecia, Alemania y Perú.

En línea con la declaración final de la cumbre, en la que los 21 miembros del APEC, alertan del riesgo de caer en el proteccionismo, Obama enfatizó durante la rueda de prensa que la respuesta a los desafíos que plantea una economía globalizada no es poner barreras al comercio.

Durante toda su gira, Obama ha tratado de tranquilizar a los demás países sobre qué puede suponer una Presidencia de Trump, ante la incertidumbre y el miedo que generan las propuestas que defendió el magnate en su campaña, y hoy volvió a hablar al respecto durante la rueda de prensa en Lima.

Obama argumentó que la realidad forzará a Trump a modificar las posturas que defendió durante su campaña, aunque admitió que no puede garantizar que el magnate "no perseguirá algunas de las posiciones que ha tomado".

Según Obama, desde que Trump ganó las elecciones en Estados Unidos, su objetivo ha sido ser respetuoso con su sucesor en la Casa Blanca y darle tiempo a que monte su equipo y defina sus políticas.

Pero, "como ciudadano estadounidense que se preocupa profundamente" por su país, prometió hablar y salir en defensa de los valores e ideales nacionales si los considera amenazados por Trump.

Dejá tu comentario

Te puede interesar