A prisión por insultar al islam en un blog

Mundo

Alejandría, Egipto (EFE, Reuters) - Insultar al islam y al presidente de Egipto le supusieron a un joven «blogger» cuatro años de cárcel, en una sentencia considerada ejemplarizante en un país donde Internet es el último resquicio de crítica al poder.

Abdelkarim Suleiman, de 22 años, se convirtió en el primer «blogger» egipcio condenado o hallado culpable de los delitos de fomentar el odio a la religión, por el que pasará tres años en la cárcel, y de insultar al jefe de Estado, lo que le acarreará otros doce meses.

Abdelkarim, más conocido en la comunidad de « bloggers» como Karim, entró a las 12.10 hora local en la Sala Cuarta del Tribunal de lo Penal de Muharram Bek, de Alejandría.

Vestido con una campera blanca y una remera negra, Karim buscó con expresión abatida alguna cara conocida entre los presentes, que abarrotaban la sala. Cinco minutos después, el juez leyó la sentencia que lo mandó a prisión.

Un vez que terminó de leerla, quienes esperaban afuera, compañeros y periodistas, invadieron la sala y algunos no pudieron disimular las lágrimas. La abogada de Karim, Rawda Ahmad Said, que mañana presentará una apelación ante el Tribunal de Casación de Alejandría, basó su defensa en la libertad de expresión y de credo «contemplados en los artículos 46 y 47 de la Constitución egipcia». El blog, llamado «karam903.blogspot.com» aún se puede visitar.

Rawda, que trabaja para la organización Red Arabe de Información de Derechos Humanos, aseguró que Karim se puso en contacto con ellos pocos días antes de ser detenido, en noviembre de 2006. «El tema es muy sensible», consideró Rawda, al igual que muchos « bloggers» que se acercaron al juzgado para solidarizarse.

Tras la sentencia, la sensibilidad del caso se hizo patente frente a los juzgados. Los defensores de Karim, que defienden la libertad de expresión a pesar de que la mayoría no comparte sus ideas antirreligiosas, discutieron en varios grupos con quienes consideran que el acusado es un infiel y un apóstata que tiene merecida la sentencia.

Cuando la gente comenzaba a abandonar el lugar, hizo su aparición el abogado Mohamed Dawd, quien había intentado presentar una acusación personal contra Karim que fue rechazada por el tribunal. «Felicito al juez por su sentencia contra este apóstata. Deseo que todos lo jueces hagan lo mismo contra personas como ésta», dijo.

Cuando Dawd pedía la aplicación de la pena de muerte para Karim, llegó la camioneta para trasladar al condenado de nuevo a prisión.

Dejá tu comentario