24 de junio 2005 - 00:00

Abucheos a Blair en Parlamento Europeo

Abucheos a Blair en Parlamento Europeo
Abucheos a Blair en Parlamento Europeo
Bruselas (ANSA, AFP, EFE, Reuters) - El primer ministro británico, Tony Blair, se declaró ayer como un «europeísta apasionado» y propuso una renovación profunda de la UE, en el mensaje ante el Parlamento Europeo en el que delineó los ejes de su presidencia de turno, a partir de julio.

Blair respondió cada una de las críticas
en su contra tras el fracaso de la Cumbre de Bruselas por el presupuesto 2007-2013, recibió algunos apoyos de legisladores y la aprobación de algunos de sus pares.

Durante media hora de exposición, Blair cosechó tibios aplausos en 17 ocasiones pero también carcajadas irónicas y abucheos de los eurodiputados, que en cambio habían ovacionado el miércoles al presidente de turno saliente, el luxemburgués Jean Claude Juncker.

«Creo en Europa como proyecto político. No aceptaría jamás una Europa que fuera sólo un mercado económico», subrayó Blair, en respuesta a una acusación de su par alemán, Gerhard Schröder, publicada ayer en el diario «Bild».

«Siempre fui un europeísta apasionado», enfatizó, lo cual despertó murmullos y risotadas de algunos legisladores.


• Oportunidad histórica

Para Blair, éste es el momento para «promover la renovación» en la UE y dotarla de la conducción que «quiere la gente». «Una Europa confiada con una economía modernizada» podría ver la ampliación a nuevos Estados miembro no como una «amenaza» sino como «una oportunidad histórica para la construcción de una Europa más grande y poderosa», dijo el premier, quien ratificó el proceso de adhesión de Turquía y Croacia.

«Sólo con el cambio la UE encontrará su propia fuerza e idealismo, y por lo tanto apoyo entre la gente», expresó.

«Si la Unión Europea le deja paso al euroescepticismo, si no se enfrenta la globalización, corremos el riesgo de fracasar a nivel estratégico», indicó Blair.

El primer ministro británico destacó además el rol de Estados Unidos como « superpotencia» y recordó que «China e India se convertirán en potencias en el futuro».


En cuanto a la política agrícola común, que contempla subsidios al sector, dijo que no pretende modificarla «por ahora» y que «cualquier cambio debe tener en cuenta las necesidades legítimas de los productores agrícolas».


En la última parte de su discurso, el premier dio a conocer algunos de los puntos prioritarios del programa para la presidencia semestral, que comenzará el 1 de julio.

«Afrontaremos el tema del presupuesto comunitario, trataremos de resolver problemas espinosos como los servicios, promoveremos el debate europeo de forma abierta, que incluya a todos, manifestando nuestras opiniones de manera fuerte pero respetando la de los demás», explicó Blair.

El jefe de gobierno británico advirtió que si no se adapta a los cambios en el mundo, «el modelo europeo de solidaridad podría verse comprometido»
y opinó que el problema de fondo es «la dirección política de Europa».

Schröder, un crítico del «cheque británico» por considerarlo hoy innecesario, dijo apreciar la confianza en la unión política de Europa expresada por Blair, además de esperar que la presidencia británica trabaje en ese sentido en el semestre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar