Admite China por primera vez la menor eficacia de sus vacunas contra el covid-19

Mundo

Analiza cómo mejorarlas. Los problemas parecen centrarse en la de Sinovac, principal proveedor de Chile, país que atraviesa una grave emergencia a pesar de inocular masivamente. La que compró la Argentina, de Sinopharm, registra buenos resultados, pero sus datos son incompletos.

Pekín - China admitió por primera vez que “la eficacia” de algunas de sus vacunas contra el covid-19 “no es alta”, por lo que ha comenzado a trabajar en maneras de mejorar esa situación.

El dato es de vital importancia dado que ese país ha exportado diversas vacunas a 22 países del mundo, entre ellos varios de Sudamérica como Argentina, Chile y Brasil.

La vacuna del laboratorio estatal Sinopharm, que se aplica en Argentina, tiene una efectividad alta, de casi el 79%, y previene en un 100% los casos moderados y graves de la enfermedad, según dicha compañía. Sin embargo, resulta menor que la de sus competidoras occidentales y ni esa ni otras de origen chino han revelado aún los datos de la fase tres de ensayos clínicos.

Los problemas parecen concentrarse en el desarrollo del también estatal laboratorio Sinovac, que se aplica masivamente en Chile y también en Brasil -en esté último país incluso se produce- tiene una efectividad baja, del 50,4%, según estudios realizados en San Pablo.

Eso podría ser uno de los factores que expliquen por qué Chile registra récords de contagios a pesar de ser el país que más ha avanzado en la vacunación en la región y uno de los que en mayor medida lo ha hecho en el mundo. Esa campaña le ha valido elogios internacionales, pero la demora en obtener un alivio provoca dudas desde hace semanas.

Un vocero de Sinovac, Liu Peicheng, admitió que esa vacuna de la firma mostró diversos niveles de efectividad, pero dijo que esto puede deberse a la edad de las personas voluntarias de los ensayos, a la cepa viral en circulación o a otros factores.

Gao dijo que, hasta el 2 de abril, unos 34 millones de personas recibieron las dos dosis requeridas de vacunas contra el coronavirus en China y unos 65 millones recibieron la primera.

De acuerdo con el director del Centro para el Control y Prevención de enfermedades chino, Gao Fu, el país está estudiando dos vías distintas para “resolver el problema” de la baja efectividad. Una de las hipótesis sería ajustar el intervalo entre las dos dosis o aumentar la cantidad de dosis. La segunda opción es mezclar vacunas que utilizan diferentes tecnologías.

“Está bajo consideración formal si deberíamos usar diferentes vacunas de diferentes tecnologías para el proceso de inmunización”, dijo Gao, según el diario hongkonés South China Morning Post.

Expertos de varios países han dicho que aplicar dos vacunas distintas contra el coronavirus, como se hace con otros microorganismos patógenos en un proceso llamado inmunización secuencial, puede incrementar la eficacia de las vacunas.

En el Reino Unido, investigadores están estudiando una posible aplicación combinada de las vacunas contra el coronavirus de los laboratorios estadounidense y alemán Pfizer-BioNTech con la de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca. Un reciente estudio analizó justamente la estrategia de vacunación en Chile, que está basada principalmente en la vacuna Coronavac del laboratorio Sinovac. La Universidad de Chile realizó un análisis en condiciones reales sobre el resultado del plan, que ha administrado dos vacunas desde el 24 de diciembre: Coronavac, que representa la abrumadora mayoría (93%) de las dosis administradas, y la estadounidense-alemana de Pfizer-BioNTech.

Los datos asociados al trabajo mostraron una eficacia del desarrollo asiático del 56,5% frente a las infecciones dos semanas después de la inyección de la segunda dosis, pero ningún efecto significativo tras la primera, de apenas un 3%.

Hasta la fecha, Chile, con una población de 19 millones, ha administrado al menos una dosis de vacuna a algo más de siete millones de personas y dos dosis a más de 4 millones, es decir, más del 26% de la población objetivo, que llega a 15,2 millones de habitantes.

El estudio chileno saca tres conclusiones sobre la efectividad de esta inmunización: es del 56,5% dos semanas después de que las personas hayan recibido las dos dosis; 27,7% para los que recibieron ambas dosis durante menos de dos semanas; y apenas el 3% para quienes recibieron una sola dosis. Según los datos oficiales del ministerio de Salud, se registran elevados contagios diarios en los últimos días y con un récord de ocupación de las unidades intensivas, a pesar que el 45% de la población, 7 de los 19 millones de habitantes, ha recibido al menos una dosis.

Dejá tu comentario