Advierten en EE.UU. que los supremacistas blancos son la mayor amenaza para la seguridad

Mundo

Algunos extremistas capitalizaron el aumento de las tensiones sociales y políticas este año. Los cuerpos de inteligencia prevén que la situación se mantenga hasta mediados de 2021.

Washington - Los supremacistas blancos seguirán siendo la amenaza más “persistente y letal” en Estados Unidos hasta 2021, según los documentos preliminares del Departamento de Seguridad Nacional, de acuerdo con la CNN.

El informe preliminar más reciente predice un “entorno de amenazas elevadas al menos hasta” principios del próximo año, y concluye que algunos extremistas violentos en el país capitalizaron el aumento de las tensiones sociales y políticas en 2020.

Aunque las organizaciones terroristas extranjeras continuarán convocando ataques contra Estados Unidos, “probablemente seguirán restringidas en su capacidad para dirigir ese tipo de complots durante el próximo año”, escribió la cadena de noticias.

La evaluación de la amenaza es especialmente importante ya que el presidente Donald Trump ha empleado tácticas de hostigamiento racial en su búsqueda de la reelección y con frecuencia minimizó la amenaza de los supremacistas blancos durante su mandato, de acuerdo con la CNN.

De hecho, la administración Trump ha retratado a Antifa y a los anarquistas como una de las principales amenazas para Estados Unidos.

Recientemente el republicano evitó contradecir las teorías conspirativas en las que creen los seguidores del movimiento QAnon, al afirmar que lo importante es que a esos estadounidenses “les gusta muchísimo” el mandatario y “aman su país”.

QAnon, un grupo formado en foros de Internet, cree que el mundo está dirigido por una organización de pedófilos satánicos que, entre otras cosas, conspiran para derrocar a Trump.

“No sé mucho sobre el movimiento, lo único es que entiendo que yo les gusto muchísimo, y eso lo aprecio, pero no sé mucho sobre el movimiento. He oído que están ganando popularidad”, respondió el mandatario al ser preguntado al respecto durante una conferencia de prensa.

Una periodista le explicó entonces que los seguidores de QAnon creen que Trump está “salvando al mundo de una secta satánica de pedófilos y caníbales”, y le preguntó: “¿Es eso algo que usted está haciendo?”.

“Eso no lo he oído, pero... ¿se supone que eso es algo malo, o bueno? Si puedo ayudar a salvar el mundo de problemas, estoy dispuesto a hacerlo. Estoy dispuesto a ofrecerme para ello”, replicó Trump.

“Y de hecho, estamos haciéndolo. Estamos salvando al mundo de una filosofía de izquierda radical que destruirá a este país, y cuando este país ya no esté, el resto del mundo irá detrás”, agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario