Europa aumenta la presión contra Rusia por el ataque a Alexéi Navalny, que mejora

Mundo

El presidente francés, Emmanuel Macron, exigió directamente a su par ruso, Vladímir Putin, explicaciones, mientras que Alemnia sumño nuevas pruebas del uso de Novichok.

Alemania y Francia aumentaron el lunes la presión contra Rusia después de que laboratorios franceses y suecos confirmaran el envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalny con el neurotóxico Novichok.

El gobierno de Angela Merkel reiteró "el llamado a Rusia para que aporte explicaciones sobre lo que pasó", dijo el vocero Steffen Seibert.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, mantuvo una conversación con su par ruso, Vladímir Putin, y lo instó a "arrojar la luz, sin demora" sobre el "intento de asesinato" de Navalny, el principal opositor al Kremlin. Para el mandatario ruso, estas acusaciones no tienen ni "apoyo ni fundamento".

Navalny, un abogado de 44 años que denuncia desde hace tiempo la corrupción en las élites rusas, está hospitalizado en Berlín por envenenamiento desde el 22 de agosto. Este lunes, los médicos informaron que su cuadro mejoró.

"Se le retiró de manera exitosa la ventilación mecánica y es capaz de levantarse de la cama por breves periodos de tiempo", agregó el hospital.

Un laboratorio de las Fuerzas Armadas de Alemania concluyó el 3 de septiembre que Alexéi Navalny fue envenenado con un potente agente neurotóxico, unas afirmaciones que Moscú niega.

Seibert señaló el lunes que Alemania pidió a Francia y Suecia "una revisión independiente de la evidencia alemana a partir de nuevas muestras", la cual confirmó la evidencia alemana.

Con el laboratorio militar alemán, ya son "tres laboratorios que presentaron de manera independiente la prueba de que un agente neurotóxico del grupo Novichok es la causa del envenenamiento de Alexéi Navalny", resumió el vocero de Merkel.

Esta sustancia altamente tóxica ya fue utilizada contra el exagente doble ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en 2018 en Inglaterra, según las autoridades británicas.

La cuestión de las sanciones europeas contra Rusia sigue sobre la mesa, igual que el futuro del proyecto del gasoducto Nord Stream 2.

El lunes, Putin reclamó de nuevo que Alemania facilite "las muestras biológicas" que permitieron a los especialistas alemanes afirmar que se trataba de una sustancia de la familia del Novichok.

Según las autoridades rusas, los análisis realizados durante la hospitalización de urgencia de Alexéi Navalny en Omsk, Siberia, no revelaron la existencia de ninguna sustancia tóxica en el organismo del opositor.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario