La NASA informó problemas en la sonda Osiris-Rex

Mundo

El organismo estadounidense reportó que el aparato comenzó a perder las partículas que recolectó del asteroide Bennu. El compartimento no logra cerrarse.

La NASA reportó este viernes que la sonda Osiris-Rex comenzó a perder las partículas que había recolectado esta semana del asteroide Bennu debido a que levantó más de lo que planificado y no logra cerrarse el compartimento de carga.

"Una fracción sustancial de la masa recogida se está escapando", informó el jefe de la misión, Dante Lauretta, durante una conferencia telefónica con la prensa.

De acuerdo a lo precisado, el aparato habría recolectado unos 400 gramos de fragmentos, mucho más que el mínimo de 60 gramos que estaba pensado antes de la partida.

Todos los fragmentos se encuentran en un compartimento al final del brazo recolector del aparato, cuyo mecanismo de cierre está bloqueado por partículas relativamente grandes.

"Mi gran preocupación es que las partículas se están escapando, somos víctimas de nuestro éxito", explicó Dante Lauretta.

Entre 5 a 10 gramos ya fueron observados alrededor del brazo recolector en una nube más o menos cercana debido al entorno de microgravedad que hace que los fragmentos se comporten como fluidos.

Como consecuencia de este problema, la operación de medida de la masa, inicialmente prevista para el sábado, fue anulada ya que se corría el riesgo de dispersar aún más las muestras.

Por estas horas, los científicos trabajan en reducir al mínimo las actividades del aparato y preparar lo más rápido posible el almacenamiento de las muestras en un contenedor en la sonda.

"Creemos que estamos perdiendo una pequeña fracción de los materiales, pero es más de lo que yo querría, estoy bastante preocupado desde que vi las imágenes", manifestó el científico para otorgar tranquilidad a los expertos y agregó que: "Lo más prudente es almacenarlo con el mayor cuidado posible para minimizar cualquier futura pérdida".

Este jueves, tras el éxito de la operación, desde el organismo estadounidense precisaron que la sonda no se dañó al entrar en contacto con el asteroide, el mecanismo se activó bien y pudo alejarse después a una distancia segura.

Dejá tu comentario