Asume nuevo gobierno palestino en pleno dominio de Hamas sobre Gaza

Mundo

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, anunció que el nuevo Gobierno de emergencia que encomendó al ministro de Finanzas, Salam Fayad prestará juramento hoy en la sede presidencial de la "Mukata", en la localidad cisjordana de Ramala.

El número de ministros del nuevo Gobierno será de seis, aunque medios periodísticos hablan de 12.

Fayad, designado por Abbas como jefe del Ejecutivo tras perder la franja de Gaza a manos del Movimiento Islámico Hamas, no ha hecho, por ahora, declaraciones.

El anuncio presidencial no despeja la incertidumbre de los palestinos, mientras centenares de activistas de Al Fatah están llegando a Ramala huyendo de posibles represalias de los islamistas en Gaza.

Residentes de esa ciudad informaron de que extremistas de Hamás saquearon la residencia en la franja del ex presidente Yasser Arafat, histórico líder de Al Fatah, próxima a la sede del presidente Abás, capturada el jueves pasado durante la ofensiva de los islamistas.

"La entrada a saco en la casa de Abu Amer -nombre de guerra de Arafat- es una profanación, una locura", dijo el secretario general de Al Fatah en la ciudad cisjordana de Yenin, Ata Abu Remeli, que añadió: "todos nos preguntamos cómo se ha podido llegar a esto".

Fuentes de seguridad en Ramala informaron de que al menos 500 palestinos, entre ellos personalidades y militantes de Al Fatah, han llegado a la ciudad por el territorio de israel, cuyo Ejército les abrió para ello el paso fronterizo de Erez, al norte de Gaza.

Los organismos de seguridad de Abbas y sus aliados de las Brigadas de Al Aksa prosiguieron hoy con una operación para detener a personalidades de Hamás en Cisjordania, donde esta mañana detuvieron a cuatro en Naplusa, baluarte de los islamistas.

Los milicianos de las "Brigadas" aseguran a los periodistas que "por cada muerto nuestro morirá otro de Hamás".

Efectivos de esa milicia también intentaban llegar este mediodía a las oficinas de los diputados de Hamás en el Consejo o Parlamento palestino, y fuentes de seguridad informaron del secuestro de su presidente, Hasan Hreishi, representante del movimiento islamista.

Por su parte, Abu Obeida, portavoz del brazo armado de Hamás -los Batallones de Azedin al Kasem, que capturaron el poder en Gaza en sólo 48 hora- advirtió a Al Fatah que si ataca a sus militantes en Cisjordania "no permaneceremos de brazos cruzados".

A pesar de que Abbas ha disuelto el Gobierno de unidad con Hamás, el primer ministro islamista Ismail Haniye sigue gobernando de facto en Gaza en tanto en Cisjordania se aguardaba el juramento de Fayad con el respaldo de la comunidad internacional y de Israel.

Entre las personalidades de Al Fatah refugiadas en el hotel Grand Park de Ramala de encuentran el "enemigo número uno" de Hamas, el coronel en reserva Mohamed Dahlan, y sus allegados Samir Al Musharaui y el coronel Rashid Shbak, jefe del Servicio de seguridad Preventiva (policía secreta), cuyo cuartel fue capturado por Hamas.

Fuentes nacionalistas de Al Fatah, citadas hoy por el diario árabe "Al Quds al-Arabiye" de Londres, exigen enjuiciar a los tres por abandonar la franja de a raíz de los enfrentamientos con Hamas, que dejaron esta semana más de 100 muertos y centenares de heridos.

Asimismo, informa de un supuesto plan de Dahlan, otrora "hombre fuerte" de Gaza, para restablecer la seguridad y el orden.

El líder máximo de Hamas, Haled Meshal, exiliado en Siria, expresó anoche a la prensa que su brazo armado "no quiso tomar el poder (pues) somos leales al pueblo palestino".

"Abbas es legítimo, nadie puede ponerlo en duda; es el presidente elegido y cooperaremos con él en aras del interés
nacional" pero el Gobierno de emergencia que encomendó a Fayad "es ilegal", agregó Meshal sin proponer una salida a la grave crisis política.

Un ayudante del presidente, que pidió el anonimato, dijo a los periodistas frente a la "Mukata" que "no negociaremos con asesinos".

Mientras, crece la preocupación acerca de un desastre humanitario debido al aislamiento absoluto de Gaza, que recibe un 50 por ciento de sus abastecimientos del exterior. Haniye exhortó a los militantes islamistas que cesen el saqueo de las viviendas de los altos mandos de Al Fatah que han huido a Ramala.

Dejá tu comentario