Atentaron contra Embajada de EEUU en Grecia

Mundo

Atenas (Télam/SNI)-. La embajada estadounidense en Grecia fue atacada ayer con un misil antitanque que provocó daños materiales, en un atentado que fue reivindicado por un grupo de ultraizquierda griego autodenominado Lucha Revolucionaria.

El proyectil, lanzado en horas de la madrugada local, impactó cerca del lugar donde se emplaza la figura del águila, símbolo de Estados Unidos, en el frente de la sede diplomática y provocó destrozos en el frente y en un baño del edificio, informó la policía local.

La organización Lucha Revolucionaria reivindicó también un ataque con bomba cometido en mayo pasado contra el ministro de Cultura, Giorgos Voulgarakis, que no provocó heridos.

"Este es un acto de terrorismo. No sabemos de dónde vino. Hubo un proyectil que explotó en los baños del edificio. Fue disparado desde el nivel de la calle", dijo el jefe de la policía de la región del Atica, Asimakis Golfis.

La onda expansiva por la explosión también rompió vidrios y mampostería de edificios cercanos, consignó la agencia italiana ANSA.

Según el informe policial, el ataque fue cometido con un cohete antitanque RPG 18 de dos pulgadas y media, de fabricación rusa, con un alcance máximo de 300 metros, lanzado desde una plataforma móvil.

El embajador estadounidense Charles Reis dijo que el atentado fue un "acto de violencia sin sentido", que no se habían recibido advertencias al respecto y que la delegación lo consideraba "un ataque muy serio".

Ries afirmó empero que "el intento de dañar las fuertes relaciones entre Estados Unidos y Grecia no tendrá éxito".

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública griego, Vyron Polidoras, lo consideró "un acto simbólico tendiente a provocar a la opinión pública griega y a arruinar las relaciones internacionales de Grecia".

"Las instituciones del estado son sólidas y eficaces, y el terrorismo no pasará", agregó Polidoras.

También el primer ministro, Costas Karamanlis, líder del partido de centro-derecha Nea Demokratia, y Yorgos Papandreou, líder del opositor partido socialista Pasok, condenaron con dureza el atentado.

El funcionario informó que un mensaje anónimo reivindicó el ataque en nombre de la organización de extrema izquierda griega Lucha Revolucionaria mediante un llamado telefónico a una empresa de seguridad privada.

"Es muy probable que esto sea obra de un grupo doméstico. Creemos que este esfuerzo para revivir el terrorismo es deplorable y no tendrá éxito", dijo el ministro en declaraciones a la televisión estatal griega.

Fuentes policiales señalaron que investigaban lo que podría ser el dispositivo que se utilizó para lanzar el proyectil, encontrado en una obra en construcción próxima a la embajada.

Por su parte, la canciller griega, Dora Bakoyannis, visitó la embajada pocas horas después de la explosión y prometió que su país "realizará todo esfuerzo para no permitir que este fenómeno se repita en el futuro".

Bancos y compañías estadounidenses ya fueron blanco de ataques varias veces en Grecia, pero el atentado a la embajada fue el mayor contra un objetivo norteamericano desde el desbaratamiento del grupo de ultra izquierda 17 de Noviembre, en 2003.

La agrupación que se adjudicó el ataque está acusada de asesinar a 23 personas, entre ellas funcionarios estadounidenses, británicos y turcos, y de decenas de ataques con bombas.

En 1996, la organización 17 de Noviembre lanzó un proyectil contra la embajada estadounidense que causó daños menores y no dejó heridos. Esa explosión dañó tres vehículos pero no causó víctimas.

Por expresa indicación de Karamanlis, la investigación está a cargo del mismo equipo que en 2002 desarticuló las operaciones del grupo 17 de Noviembre.

Por su parte, Lucha Revolucionaria, que se hizo conocido públicamente en Grecia en septiembre de 2003, se atribuyó hasta ayer seis atentados, el último de ellos el 8 de junio de 2006 con una bomba que explotó cerca de la vivienda del ministro de Cultura, Yorgos Boulgarakis.

Anteriormente, había reivindicado un atentado contra una comisaría de Atenas a 100 días de los Juegos Olímpicos de 2004, y otro el pasado diciembre contra el ministerio de Economía en el centro de Atenas, en el que fueron heridos dos transeúntes.

Dejá tu comentario