Austria: líder derechista murió en un accidente

Mundo

El líder austríaco derechista Joerg Haider, jefe de la Alianza para el Futuro de Austria (BZÖ), murió esta madrugada a los 58 años en un accidente automovilístico, según informó hoy la policía de la provincia de Carintia, de la que Haider era gobernador.

El accidente ocurrió en la capital provincial, Klagenfurt, cuando Haider conducía su coche de servicio, que se salió del camino y volcó varias veces. Haider murió en el lugar y la policía desconoce los motivos del accidente.

Cerca de la una de la madrugada (23:00 GMT del viernes), Haider regresaba solo de una celebración, cuando luego de sobrepasar a otro vehículo con su limusina se salió de la carretera. El coche se estrelló contra varios obstáculos, volcó y finalmente volvió a apoyarse sobre sus cuatro ruedas sobre la cinta de asfalto, completamente destruído. Haider deja una mujer y dos hijas adultas.

Según las primeras evaluaciones realizadas por la policía, Haider iba a una velocidad superior a los 70 kilómetros por hora, que es la velocidad autorizada en ese tramo de la autopista. En el momento del accidente estaba sujeto con el cinturón de seguridad, según un portavoz policial.

El director médico del hospital zonal de Klagenfurt, Thomas Koperna, informó que el político había sufrido severos traumatismos, y también se había fracturado la columna cervical. Cuando llegó al hospital los médicos ya no pudieron hacer nada.

El cuerpo de Haider será sometido a una autopsia, cuyos resultados se esperan para mañana, informó la agencia de noticias austríaca, APA. Los expertos tampoco pudieron concluir nada luego de revisar los restos del coche.
.
El político de derechas había marcado a la política austríaca y también a la imagen del país en el exterior en los últimos diez años. Era considerado un táctico astuto y un generador de estados de ánimo que solía provocar con sus declaraciones populistas de derecha, por los que debió enfrentar varios juicios. En 1991 elogió la "adecuada política de empleo" del nazismo, que esclavizó a judíos y extranjeros al servicio de su economía de guerra.

Haider había conseguido una importante victoria en las elecciones legislativas del 28 de septiembre pasado con su partido, el BZÖ. Como primer candidato, Haider logró para su partido, escindido del Partido Liberal de Austria (FPÖ), el 11 por ciento de los votos, lo que le valió reunir 21 escaños. Esto lo había convertido en un potencial importante actor en las negociaciones para la formación del próximo gobierno nacional de Austria.

El mundo político austríaco reaccionó con consternación a la noticia. El presidente de Austria, el socialdemócrata Heinz Fischer, calificó a Haider como un político de gran capacidad y talento a pesar de haber sido un personaje polémico. Fischer, que dijo priorizar el aspecto humano de la situación, se expresó conmovido por la desaparición de Haider.

"Como gobernador de Carintia durante muchos años, Joerg Haider influyó decisivamente no sólo en la política de Carintia, sino que también marcó todo el paisaje político nacional durante décadas", señaló por su parte el canciller Alfred Gusenbauer, también socialdemócrata.

"Para nosotros es como un apocalipsis", afirmó a APA el portavoz de Haider y vicepresidente del BZÖ, Stefan Petzner. Agregó que Haider había participado en un evento y se dirigía a su casa en el municipio de Freistritz cuando ocurrió la tragedia.

"Austria pierde con su muerte a un magnífico político", dijo el líder del derechista Partido Liberal de Austria (FPÖ), Heinz- Christian Strache, cuya relación con su padrino político Haider era extremadamente tensa desde que el gobernador de Carintia se apartara del FPÖ en 2005 para lanzar el BZÖ.

Hijo de un zapatero y una maestra, Haider nació en Carintia. Tras la secundaria estudió derecho en Viena. En 1977 ingresó al FPÖ y comenzó a hacer carrera política. Durante muchos años fue el "hombre fuerte" del partido y trabajó entre otros por la criticada coalición de gobierno en 2000 con el conservador Partido Popular Austriaco (ÖVP), bajo el canciller federal Wolfgang Schüssel, que desató en la Unión Europea el temor al ascenso de la extrema derecha al gobierno de un país miembro.

Frente al lugar donde Haider desempeñaba su cargo, muchas personas colocaron flores,
cartas y encendieron velas. En el estado federado las banderas flamean hoy a media asta. El gobierno de Carintia se reunió hoy por la tarde (hora local) para una sesión de luto. Para el domingo por la noche está prevista una misa pública en memoria de Haider en la catedral de Klagenfurt.

También hubo reacciones por parte de fuerzas del populismo de derecha en el extranjero, por la muerte de Haider. En Bélgica políticos del partido Interés Flamenco (VB, por sus iniciales en flamenco), que es abiertamente xenófobo, señalaron al político austríaco como un ejemplo y modelo de un exitoso político de derechas contemporáneo. Como ningún otro había dado voz a una inmensa mayoría silenciosa de la población, indicó Filip Dewinter, uno de los más encumbrados miembros del VB.

"Con Haider Austria pierde a un importante europeo, un incansable luchador para la Europa de los pueblos, contra la Europa central de Bruselas", declaró el parlamentario europeo y líder de la Liga Norte en Italia, Mario Borghezio. Haider fue un político que "fue calumniado en forma injusta por los tontos servidores del hipócrita antirracismo", citó APA al político.

Dejá tu comentario