Bolivia: ola de huelgas jaquea a Evo Morales

Mundo

La Paz (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Una Semana Santa caliente, plagada de huelgas y protestas contra el gobierno del presidente Evo Morales, comenzó ayer en Bolivia con una huelga de empleados de la estatal petrolera y un paro de 48 horas desde hoy de trabajadores de hospitales y policlínicas públicas.

Las protestas, que coinciden con la apertura de la celebración católica, estallaron en Oruro, sur del país, donde empleados de la petrolera YPFB denunciaron que militantes del partido de Morales pretenden ocupar sus puestos.

El sindicato de YPFB-Oruro anunció que la huelga se mantendrá hasta que Edgar Zelaya, un ingeniero destituido recientemente, sea regresado a su trabajo, mientras un familiar de Morales, Wilmar Cruz, que reemplaza al destituido, anunció una investigación por corrupción.

«¿Cómo es posible que actúe así el señor Evo Morales dando instrucciones de avasallar, si es posible a golpes y patadas, algunos cargos de carácter público?», cuestionó el polémico líder de la Central Obrera (COB), Jaime Solares, con más poder formal que representatividad.

  • Docentes

    Los maestros de educación urbana de Santa Cruz, la región más rica del país, iniciaron también ayer un paro de 48 horas en demanda de mejoras salariales e institucionalización en los cargos, en una medida que antecede a la huelga decretada por el sindicato nacional a partir del 21 de abril. Una medida similar fue iniciada por los profesores de Sucre en demanda del pago de salarios de marzo.

    El ministro de Educación, Félix Patzi, anunció en tanto que el gobierno comenzara a entregar hoy los salarios de docentes de establecimientos educativos públicos con un aumento de 7% y con carácter retroactivo a enero. Patzi recordó que nunca antes los maestros recibieron un incremento salarial en ese porcentaje.

    También en la antesala de una crucial reunión nacional de transportistas, los choferes de Cochabamba, centro del país, cumplen esta jornada un paro de labores con movilizaciones callejeras en oposición a la creación de nuevas rutas de buses.

    Los choferes tienen previstoanalizar hoy en Cochabamba la decisión oficial de imponer la extensión de facturas al transporte interdepartamental, que implica el traspaso de un régimen impositivo especial a otro de carácter general, decisión fuertemente resistida por ese sector.

    El gremio de los trabajadores de los hospitales y policlínicas públicas llamaron en tanto a una huelga para hoy y mañana en rechazo a un aumento salarial de 7% propuesto por el gobierno.

    El principal ejecutivo del sindicato de trabajadores de la salud, José González, deploró que el ministerio no haya atendido sus demandas que incluyen además la creación de más de 7 mil nuevos puestos de trabajo. La medida no afectará sin embargo los servicios de emergencia, según los organizadores de la protesta.

    Para después de la Semana Santa, la COB iniciará el 21 de abril una huelga nacional en contra de la realización en julio de una elección de 255 miembros de una Asamblea Constituyente y en demanda de la expropiación y de los bienes de las multinacionales petroleras que operan en el país.

    El viceministro de Conflictos Sociales, Alfredo Rada, dijo que la postura de Solares coincide con la oposición de derecha que buscan desestabilizar políticamente al gobierno.

    La dirigencia de los maestros -gremio controlado por corrientes trotskistas- ratificó también para el 21 de abril una huelga en rechazo al aumento de salarios de 7% aprobado por el gobierno, considerado insuficiente.
  • Dejá tu comentario