Evo Morales condenó las muertes en Bolivia: "No deben quedar en la impunidad"

Mundo

Desde México, el presidente de Bolivia, quien fue obligado a renunciar tras el golpe de Estado, manifestó su preocupación por la escalada de violencia en su país.

Evo Morales, quien hace una semana fue obligado a renunciar a la presidencia de Bolivia, afirmó que tiene "mucho miedo" a que estalle una guerra civil en su país, por lo que llamó a sus compatriotas a cesar de inmediato con los enfrentamientos.

"Tengo mucho miedo. En nuestra gestión hemos unido campo y ciudad, oriente y occidente, profesionales y no profesionales. Ahora vienen grupos violentos", advirtió al ser consultado por la agencia EFE sobre el riesgo de una guerra civil en Bolivia.

Asimismo, a través de su cuenta de Twitter, Morales exigió a al gobierno de facto de “Áñez, Mesa y Camacho” identificar a “los autores intelectuales y materiales de las 24 muertes en 5 días por la represión policial y militar”. “Denuncio a la comunidad internacional estos delitos de lesa humanidad que no deben quedar en la impunidad”, añadió.

Evo Morales Ayma on Twitter

Morales, asilado político en México desde el golpe de Estado cívico militar del 12 de noviembre, aseguró tener "información de primera mano" de que hay "paramilitares organizados" y "pandilleros y drogadictos pagados" por la derecha boliviana para cometer actos violentos en las calles del país.

"Hago un llamado a mi pueblo, del campo o de la ciudad; pobres, humildes o pudientes que ostentan el poder económico, a que no podemos estar enfrentados peleando. Quiero que dejen esta confrontación", reclamó Morales en la entrevista con EFE en Ciudad de México.

Dijo estar arrepentido de "haber equipado las Fuerzas Armadas" de Bolivia, que cuando él llegó al Gobierno, en 2006, "solo tenían un helicóptero" y ahora están usando su armamento "contra el pueblo".

Dejá tu comentario