Bolsonaro, con barbijo tras criticar la "histeria"

Mundo

Brasilia - El presidente Jair Bolsonaro reconoció ayer la “gravedad” de la crisis del coronavirus, pero pidió evitar la “histeria” y adoptar medidas de prevención básicas para frenar el avance del virus, que ya contagió a dos de sus ministros y al presidente del Senado.

“Mi obligación es decir la verdad a la población brasileña, pero que la verdad no supere el límite del pánico”, afirmó Bolsonaro en una conferencia de prensa, usando una mascarilla de protección, al igual que sus ministros.

Dos miembros de su gabinete contrajeron el virus: el ministro de Seguridad Nacional, Augusto Heleno (excomandante de las fuerzas de la ONU en Haití), y el de Minas y Energía, Bento Albuquerque.

Ambos integraron la comitiva que acompañó a Bolsonaro en un viaje oficial a Estados Unidos entre el 7 y el 10 de marzo y que registró hasta ahora 17 contagiados por coronavirus.

“La verdad es esa, la pandemia es una cuestión grave, pero no podemos entrar en el terreno de la histeria”, insistió Bolsonaro, que empieza a mostrar preocupación con la pandemia, depués de haber dicho que el asunto estaba “sobredimensionado”.

El pasado domingo, Bolsonaro salió del Palacio de Planalto para saludar y estrechar la mano de varios de sus simpatizantes que participaban en una jornada de apoyo al Gobierno, en medio de un llamado global a evitar aglomeraciones.

Hasta el momento, el Ministerio de Salud confirmó cuatro muertos y 300 infectados por coronavirus. Al cierre de esta edición había cacacerolazos en grandes ciudades.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario