Bolsonaro nombró a un pastor evangélico al frente del Ministerio de Educación

Mundo

Milton Ribeiro, cuyo nombramiento ya fue publicado en el Diario Oficial, deberá, entre los muchos retos de este ministerio, gestionar la vuelta a las clases presenciales en medio de la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y contagios, con el virus en plena expansión.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro nombró este viernes al pastor evangélico Milton Ribeiro como ministro de Educación, el cuarto en su año y medio de mandato.

Ribeiro, de 62 años, pastor de la Iglesia Presbiteriana de Santos (estado de Sao Paulo), reemplazará a Carlos Alberto Decotelli, quien dimitió el pasado 1 de julio antes de asumir por mentir en su currículum académico.

El mandatario anunció su decisión en su cuenta de Facebook. "Doctor por la USP (Universidad de Sao Paulo), máster en Derecho por la Universidad Presbiteriana Mackenzie y graduado en Derecho y Teología. Desde mayo de 2019, es miembro de la Comisión de Ética de la Presidencia de la República", escribió.

En este último cargo, cuya función es investigar a ministros y funcionarios del gobierno, fue nombrado por el propio Bolsonaro.

La prensa brasileña afirmó que Ribeiro fue escogido tras presiones del ala evangélica. También destacó su capacidad de diálogo, que necesitará en grandes dosis en un ministerio que hasta ahora ha estado dominado por el ala más conservadora del gobierno, muy influenciado por Olavo de Carvalho, considerado por muchos el "gurú" de la ultraderecha brasileña.

Los dos primeros ministros de la llamada "ala ideológica" del gobierno nombrados por Bolsonaro eran "olavistas": Ricardo Vélez, que duró tres meses y una semana en el cargo, y Abraham Weintraub, que ejerció entre abril de 2019 y junio de 2020.

La gestión de Weintraub estuvo salpicada por varios escándalos, entre ellos un tuit de corte racista contra China, principal socio comercial de Brasil, y ataques contra los jueces del Supremo Tribunal Federal (STF).

Ribeiro, cuyo nombramiento ya fue publicado en el Diario Oficial, deberá, entre los muchos retos de este ministerio, gestionar la vuelta a las clases presenciales en medio de la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y contagios, con el virus en plena expansión.

Bolsonaro, un escéptico de la pandemia que aboga por la vuelta a la normalidad para evitar una debacle económica, anunció el pasado martes que tiene coronavirus.

Desde que asumió el poder en enero de 2019, una decena de ministros fueron destituidos o renunciaron en medio de polémicas o por incompatibilidades con el presidente. Entre ellos, dos ministros de Salud en plena pandemia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario