Brasil: ahora espionaje y extorsión en el Senado

Mundo

San Pablo (ANSA, AFP, EFE) - La oposición brasileña denunció ayer como un caso «peor que el Watergate» de Estados Unidos el plan del titular del Senado, Renan Calheiros, aliado del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, para hacer espionaje contra dos parlamentarios con el objetivo de extorsionarlos.

Calheiros «tiene que perder la inmunidad parlamentaria porque este caso es peor que el Watergate», dijo uno de las supuestas víctimas del plan de espionaje, el senador Demóstenes Torres, del opositor partido Demócratas (centroderecha).

Para Torres, «Calheiros, además de políticamente, quiso espiar criminalmente, quiere armar una denuncia».

Calheiros se encuentra en el medio de cuatro procesos por delitos de corrupción en el Senado y fue absuelto en sesión secreta escandalosa en setiembre pasado por la mayoría de sus pares, con decisiva participación del Partido de los Trabajadores de Lula da Silva.

El senador Torres denunció que un asesor especial del senador Calheiros montó un plan para instalar «pinchaduras» telefónicas en sus celulares y en los del senador Marconi Perillo, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Según la denuncia, el ex senador Francisco Escorcio, asesor de Calheiros, pidió ayuda al empresario Pedro Abrao para intervenir los teléfonos de los senadores Perillo y Torres y fotografiarlos en el hangar de jet privados de empresarios en el aeropuerto de Goiania.

De acuerdo con la prensa brasileña, el plan de Calheiros era recopilar posibles pruebas contra los senadores Torres y Perillo para, así, obstaculizar el accionar de estos opositores en las sesiones sobre su permanencia en el cargo.

Abrao es dueño de Voar Aviaçao, una empresa de jet privados de Goiania, ex diputado del partido de Calheiros.

  • Ivestigación

    El fiscal interno del Senado, el senador Romeu Tuma, anunció a la radio CBN que pedirá la apertura de una investigación sobre este escándalo. De acuerdo con el relato del senador Torres, el caso fue descubierto porque el empresario Abrao le reveló el contenido del plan de Calheiros.

    El asesor del presidente del Senado admite que se reunió con Abrao recientemente, pero negó cualquier vinculación con un plan de espionaje y extorsión.

    «Torres tuvo la información de que Calheiros estaba detrás del plan de espionaje y habría intentado, sin éxito, contratar a la empresa de inteligencia privada Kroll para investigarlo», según «Folha de Sao Paulo».

    Calheiros pertenece al Partido del Movimientode la Democracia Brasileña (PMDB), principal sostén parlamentario del gobierno de Lula y se encuentra desde julio en el centro de un caso de corrupción. En julio pasado fue revelado que una empresa constructora contratista del Estado Mendes Junior pagaba la pensión de una hija extramatrimonial del senador que tuvo con la periodista Monica Veloso, ex presentadora de la TV Globo.

    En sesión secreta, Calheiros fue absuelto por sus pares del Senado en setiembre de uno de los cargos. El caso tuvo ribetes extra, como la aparición desnuda en la tapa de la revista «Playboy» de este mes de la periodista Veloso, quien denunció que un gerente de la empresa Mendes Junior le realizaba los pagos para mantener a la hija que tuvo con Calheiros.

    La oposición, luego de que saliera absuelto Calheiros en la primera sesión sobre los cargos en su contra, ha iniciado una campaña para sacar al presidente del Senado y hasta inició un boicot contra proyectos clave del gobierno.

    Uno de ellos la prórroga del impuesto al cheque, que le rinde al Estado federal unos 20 mil millones de dólares y que es defendido por el presidente Lula da Silva.
  • Dejá tu comentario