Confirman postulación al STF de juez "terriblemente evangélico"

Mundo

Brasilia - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, formalizó ayer el aval para que el pastor André Mendonça sea nuevo miembro del Supremo Tribunal Federal (STF) tras la jubilación del magistrado Marco Aurélio Mello.

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario, celebró en las redes sociales la posible designación de un juez “terriblemente evangélico” en la máxima corte del país. Sin embargo, la relación de fuerzas en el Senado no le asegura el éxito al mandatario de ultraderecha.

El Diario Oficial de la Unión publicó ayer la presentación de Mendonça como el candidato propuesto por el presidente ante la Cámara Alta. Con su promoción de Mendonça, Bolsonaro cumplió la promesa que había hecho a las iglesias neopentecostales de escoger un juez “terriblemente evangélico”.

Mendonça es pastor presbiteriano y se desempeña como Abogado General de la Unión, equivalente a la posición del procurador del Tesoro en la Argentina.

Antes de eso fue ministro de Justicia de Bolsonaro, período en el cual adoptó medidas simpáticas para la comunidad evangélica como el respaldo a que los templos permanezcan abiertos durante la fase más severa del nuevo coronavirus, en oposición a las medidas de aislamiento impuestas por varios gobernadores.

Como titular de Justicia, Mendonça aplicó la Ley de Seguridad contra periodistas y opositores.

Bolsonaro se reunió el lunes con el titular del Supremo, juez Luiz Fux. Durante la reunión el mandatario comentó que si Mendonça ocupa un puesto en el Supremo, posiblemente querrá abrir las audiencias del alto tribunal con una oración cristiana una vez por semana.

El mandatario es católico de origen, pero cultiva una estrecha relación con las poderosas iglesias neopentecostales, con peso en la comunicación de masas y en el Congreso. Este se fotografió hace años recibiendo el bautismo a la usanza evangélica.

Dejá tu comentario