Brasil: conmoción por una supuesta amenaza militar contra la elección del año que viene

Mundo

El tradicional diario O Estado de São Paulo atribuyó una presión en ese mismo sentido al ministro de Defensa. Este lo negó. Está en juego una reforma del voto con urna electrónica, que el presidente denuncia –sin pruebas– como fuente de fraude. Lula lo supera ampliamente en las encuestas.

Brasilia - Políticos brasileños de todo el espectro ideológico expresaron conmoción ayer por un reporte del diario O Estado de São Paulo que afirmó que el ministro de Defensa le comunicó al presidente de la Cámara de Diputados que las elecciones presidenciales del próximo año no se celebrarían si no se reforma el sistema de voto electrónico por uno con boletas impresas.

La nota, que citó fuentes anónimas, llegó tras repetidas denuncias públicas del presidente Jair Bolsonaro de que el sistema de votación electrónica de Brasil es vulnerable al fraude. Aunque nunca proporcionó pruebas de esas afirmaciones, amenazó explícitamente con impedir la realización de los comicios de octubre del año que viene si el sistema no es reformado por el Congreso.

Según las últimas encuestas, podría perder por más de 20 puntos, incluso sin necesidad de un segundo turno en noviembre, frente a su archirrival Luiz Inácio Lula da Silva.

O Estado publicó que el ministro de Defensa, Walter Braga Netto, un general del Ejército, entregó a través de un interlocutor el mensaje al presidente de la Cámara baja, el bolsonarista Arthur Lira, que indicaba que las elecciones presidenciales de 2022 deben hacerse con boletas impresas. Sin embargo, tanto Lira como Braga Netto negaron el artículo, calificándolo de “mentira”. Durante un acto en Brasilia, Braga Netto denunció la “desinformación” y los inventos del tradicional periódico y afirmó que las Fuerzas Armadas “respetan la Constitución y están comprometidas con la estabilidad institucional y el mantenimiento de la democracia”.

Precedente

Bolsonaro ha dicho que es posible que no acepte el resultado de una elección mediante votación electrónica en 2022 e, incluso, que, sin garantías, directamente podría no haber comicios.

“Habrá boletas impresas, porque si no hay papeletas impresas, es una señal de que no habrá elecciones. El mensaje es claro”, declaró a principios de este mes.

El reporte de O Estado de São Paulo causó conmoción en el país, donde un golpe de estado en 1964 condujo a 21 años de dictadura militar.

“En una democracia, no son los militares quienes deciden si habrá o no elecciones, sino la Constitución que han jurado defender y obedecer”, dijo el legislador Marcelo Ramos, vicepresidente de la Cámara baja.

El expresidente de la misma Rodrigo Maia recurrió a Twitter para exigir una explicación al ministro de Defensa y al alto mando de las Fuerzas Armadas.

Refiriéndose a su infancia en Chile, donde su familia, tras huir del régimen militar en Brasil, vio el ascenso de la dictadura bajo el general Augusto Pinochet, dijo: “La historia es implacable. Insiste en repetirse”.

Dejá tu comentario