Brasil triplicará su franja costera para atraer al turismo

Mundo

Se trata del balneario de Camboriú, que ampliará su franja de arena en hasta 70 metros a finalizar octubre.

La playa central de la ciudad balnearia de Camboriú, en Santa Catarina -Brasil-, ampliará su franja de arena en hasta 70 metros, triplicando la superficie actual, lo que representará una inversión de u$s13 millones, informó hoy el Instituto Brsileño de Turismo (Embratur).

El propósito de este trabajo es que a finales de octubre, antes del inicio de la temporada de verano en América del Sur, la franja de arena haya aumentado de 25 a 70 metros de ancho, precisaron desde el Gobierno local.

Los avances están siendo registrados por 13 cámaras, que transmiten imágenes de la obra en tiempo real y de manera virtual, reconocible para los turistas que hasta antes de la pandemia solían visitar Camboriú.

El gobierno de esta localidad, con poco más de 80.000 habitantes, estima que las obras del relleno apuntan a reducir los problemas provocados por el avance del nivel del mar, que en el pasado ya inundó la Avenida Atlântica, su principal vía costera.

En este sentido, también se como propósito fortalecer el turismo e incrementar las posibilidades de ocio en la Playa Central.

Durante los últimos años Camboriú ha sido apodada como "la Dubai brasileña", por su fisonomía de rascacielos construidos sobre la línea de playa; justo en la Central se construye en la actualidad el Yachthouse, que será el futuro edificio más alto de Brasil, con 275 metros de altura.

El problema de las construcciones en el borde del mar provoca que después de mediodía, se genere una sombra que tapa el sol a los bañistas que acuden a disfrutar de la Playa Central, lo que también sucede en otros puntos de Brasil, como las playas de Boa Viagem, en Recife, y Vila Velha, en Espírito Santo.

Para ampliar la franja de arena y garantizar la llegada de los rayos del sol durante todo el día, un dragado similar ya se hizo en las playas de Copacabana (Río de Janeiro), en la década de 1970, y en Canasvieiras (Florianópolis), que amplió su franja de arena en 50 metros el año pasado.

Aquellos que visiten Camboriú a partir de noviembre, podrán conocer una de las nuevas atracciones inauguradas en pandemia: BC Big Wheel, una rueda de 65 metros de altura, y la segunda más alta de Brasil, después de la Rio Star de Río de Janeiro.

Ubicada en la Barra Norte, al extremo de la Playa Central, la atracción cuenta con 32 cabinas climatizadas que permiten un paseo desde lo alto con tanto de la ciudad como de la costa de Santa Catarina.

Temas

Dejá tu comentario