Por el Brexit faltan médicos en el Reino Unido y crece la demora para atenderse en hospitales

Mundo

Un informe privado asegura que faltan 4.000 profesionales de salud. La salida de la UE redujo la cantidad de trabajadores migrantes.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, mediante el proceso conocido como Brexit, acentuó el problema de la falta de médicos en territorio británico, según un estudio publicado este domingo y realizado por un laboratorio de ideas especializado en temas de salud.

El informe fue publicado por el diario The Guardian en un momento de controversia en Reino Unido por las largas listas de espera en los hospitales y la falta de personal.

Según el estudio, a causa del Brexit, en el sistema de salud británico hay 4.000 profesionales menos procedentes de otros países de la UE.

El grupo de estudios Nuffield Trust examinó la situación de cuatro especialidades (anestesia, pediatría, cirugía cardiotorácica y psiquiatría) en que eran especialmente numerosos los profesionales de otros países europeos.

En estas cuatro especialidades, que sufren problemas de falta de personal, "la progresión del número de efectivos procedentes de la UE (...) se ralentizó", indica el informe.

Según el estudio, si se hubiera mantenido la misma tendencia de antes del Brexit, habría habido 41.000 médicos de la UE y de los otros países de la Asociación Europea de Libre Comercio (Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein) en 2021, es decir, 4.000 más que las cifras actuales.

"La campaña y el resultado del referéndum (de 2016 y que se aplicó a partir de 2020) es el motivo evidente de este cambio de tendencia", según Nuffield Trust.

Indica como causas la incertidumbre inicial por las nuevas reglas sobre la circulación de personas, el endurecimiento de las normas de atribución de visados y el "empeoramiento de las condiciones de trabajo".

INTER - BRITAIN-POLITI_opt.jpeg
El primer ministro de Gran Bretaña, Rishi Sunak. 

El primer ministro de Gran Bretaña, Rishi Sunak.

Aumento de impuestos

A la par de los problemas en el sistema de salud, los británicos enfrentarán fuertes aumentos de impuestos y recortes de gastos para lidiar con un rojo fiscal de 54.000 millones de libras (63.000 millones de dólares), según un paquete de medidas anunciado en los últimos días por el Gobierno del primer ministro Rishi Sunak.

Según informó el gobierno británico, el objetivo es estabilizar la economía del Reino Unido y reducir la inflación en un contexto de recesión. El plan amenaza con agravar la caída de la producción.

La inflación, según se anunció ayer, alcanzó el mes pasado un máximo de 41 años, con un 11,1%, y los alimentos aumentaron a una tasa anual del 16.5%, lo que intensifica la crisis en el Reino Unido por el creciente costo de vida, que se atribuye a las consecuencias de la salida del país de la Unión Europea (UE), o brexit, y a la guerra con Ucrania y la pandemia de coronavirus.

Dejá tu comentario