Bush: sin desarme, guerra contra Irak "es inevitable"

Mundo

Naciones Unidas (Reuters, EFE, ANSA) - El presidente estadounidense, George W. Bush, emitió ayer un resonante desafío a las Naciones Unidas al decir que si el organismo internacional no obliga al líder iraquí, Saddam Hussein, a desarmarse, «la acción será inevitable».

Poco antes, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo sin embargo que sólo las Naciones Unidas podrían autorizar el uso de la fuerza en casos que no sean claramente de defensa propia y que la acción multilateral es esencial.

«Las resoluciones del Consejo de Seguridad serán implementadas -se alcanzarán las justas demandas de paz y seguridad- o será inevitable una acción», dijo Bush. «Y un régimen que ha perdido su legitimidad también perderá su poder.»

Bush pidió el respaldo de la comunidad internacional a una acción militar «inevitable» contra Irak para evitar que su presidente siga siendo una amenaza para el mundo.

Al respecto, la Unión Europea coincidió en la necesidad de que el Consejo de Seguridad trate de forma inmediata la cuestión de Irak porque no cumple con las resoluciones de desarme. Así lo expresó en nombre de Los Quince, el primer ministro danés,
Anders Fogh Rasmussen, que este semestre ostenta la representación de la Unión Europea, ante la Asamblea.

La noticia se dio a conocer luego de que un vocero de Downing Street anunciara que el Reino Unido difundirá el 24 de setiembre un informe en el que explicará lo que en su opinión significa la «amenaza» de Irak para el mundo.

En su intervención en la ONU, Bush enumeró las razones por las que se debe derrocar al régimen iraquí y se apoyó en un documento titulado «Una década de engaño y desafío» para justificar una operación armada contra Bagdad. Además, el mandatario dijo que su país volverá a integrar la UNESCO, el brazo educacional, científico y cultural de Naciones Unidas, del que se retiró hace 17 años.

En el informe se acusa a Hussein de haber incumplido al menos 16 resoluciones de la ONU en los últimos diez años y de fabricar y almacenar armas nucleares, químicas y biológicas para su potencial uso. «Las resoluciones del Consejo de Seguridad deben cumplirse, las demandas de paz y seguridad deben lograrse o una acción será inevitable», dijo Bush al inaugurarse la 57ª sesión anual de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

Por su parte, el gobierno iraquí calificó de «invenciones» las acusaciones vertidas por Bush, respecto del régimen de Hussein y su incumplimiento de las resoluciones de la ONU. Bush «ha lanzado las más grandes invenciones que se han oído a un líder de la una nación», declaró el embajador de Irak ante la ONU,
Mohamed Aldouri. El representante iraquí, que se encontraba en la Sala de la Asamblea cuando Bush leyó su discurso, resaltó que reiteradamente la Casa Blanca ha fracasado en su intento por encontrar conexiones entre Bagdad y el terrorismo. Aldouri dijo que Estados Unidos pretende atacar a cualquier nación independiente que rechaza seguir sus dictados con el objetivo de alejar la atención del conflicto entre palestinos e israelíes.

Dejá tu comentario