Chávez cambió sin dar motivos a su vicepresidente

Mundo

El presidente venezolano, Hugo Chávez, reemplazó sin dar razones a su vicepresidente y a su ministro de Interior, sacrificando a dos de sus colaboradores más cercanos para permitir la entrada de nuevos rostros al gobierno.

Pocos días antes de asumir un nuevo mandato de seis años tras vencer en los comicios de diciembre, Chávez anunció sorpresivamente que el ex titular del Consejo Nacional Electoral, Jorge Rodríguez, se convertirá en su número dos en reemplazo de Vicente Rangel.

Además nombró al diputado oficialista Pedro Carreño como nuevo ministro de Interior y Justicia, sacando del puesto a Jesse Chacón en medio de la preocupación de la población sobre la alta inseguridad en el país y días después de que 22 reclusos murieran en dos reyertas carcelarias según medios de prensa.

"Estoy haciendo algunos ajustes en el equipo y he decidido designar a Pedro Carreño, ministro de Interior y Justicia (...) también debo decirles (...) no ha sido fácil para mi la decisión (...) pero he nombrado a Jorge Rodríguez, vicepresidente", dijo el mandatario de izquierda en una inesperada llamada telefónica a la televisora estatal.

Chávez ratificó en el cargo al ministro de Energía y Petróleo y presidente de la estatal petrolera PDVSA, Rafael Ramírez.

El mandatario, que se juramentará el próximo 10 de enero, aseguró que le costó mucho remover a Rangel -un abogado y periodista de 77 años de edad- y dijo sin dar detalles que se vio obligado a hacer el cambio "quizá por las circunstancias".

Chávez venció ampliamente en los comicios presidenciales con el apoyo de los sectores más pobres de la población.

Pero, la debilitada y fragmentada oposición venezolana, que acusa al gobierno de corrupto, de controlar todos los poderes del Estado y de querer convertir al país en una nueva Cuba, prometió unirse para frenar los planes del mandatario de permitir su reelección indefinida.

Carreño, compañero de Chávez en el intento de golpe de Estado que lideró el actual mandatario en febrero de 1992, tiene antecedentes en la lucha contra al corrupción.

El legislador presidió una comisión que determinó el manejo irregular de recursos para construir una central azucarera estatal, uno de los más sonados casos de corrupción en el país que culminó con la destitución de un ministro.

Rangel fue canciller desde el inicio del gobierno de Chávez en 1999, luego ministro de Defensa entre el 2001 y el 2002, y vicepresidente desde mayo del 2002.

El mandatario reveló que escribió "una larga y emotiva carta" a Rangel para despedirse y aseguró que los nuevos ministros serán juramentados antes del inicio de su segundo período de gobierno.

Por su parte, Rodríguez, un psiquiatra de 41 años, fue rector del CNE desde el 2003 y lo presidió en el 2005.

El jefe de Estado no especificó si Rangel ocupará un nuevo cargo, pero dijo que Chacón seguirá trabajando en el gobierno.

Dejá tu comentario