Chile: un muerto y más de 50 detenidos tras primera noche con toque de queda por saqueos

Mundo

Un muerto y 55 personas detenidos fue el balance de la primera noche bajo toque de queda en la ciudad chilena de Concepción, una de las más afectadas por el terremoto que el sábado mató a más de 700 personas en Chile, informaron fuentes oficiales.

En la localidad de Chiguayante, vecina a la capital de la región del Bío Bío, un hombre aún no identificado murió tras recibir un disparo de procedencia desconocida mientras caminaba por la calle junto a unos amigos, precisó el general Eliecer Solar, jefe de Carabineros (Policía militarizada) en la zona.

El incidente ocurrió a las 21.30 hora local de anoche (00.30 GMT de hoy), cuando ya regía el toque de queda impuesto para contener los saqueos y otros actos de violencia ocurridos el domingo en Concepción, a 515 kilómetros al sur de Santiago.

El incidente está siendo investigado, dijo el oficial de Carabineros, que añadió que los disturbios registrados durante la jornada nocturna estuvieron en el marco esperado por las autoridades.

El subsecretario chileno del Interior, Patricio Rosende, quien se encuentra en la zona, dijo que los detenidos por violar el toque de queda se suman a otros 105 arrestados durante los saqueos y otros actos vandálicos ocurridos en la ciudad durante el domingo.

Según Rosende, la primera jornada bajo toque de queda, que se extendió desde las 21.00 hora local del domingo (00.00 GMT de hoy) hasta las 06.00 hora local de este lunes (09.00 GMT), fue "tranquila", con algunos "focos menores" de disturbios.

Sin embargo, los habitantes de localidades vecinas a Concepción, como Chiguayante, San Pedro de la Paz y Hualqui, entre otras, dijeron haber pasado "una noche de terror", amenazados por turbas de antisociales que pretendían saquear sus viviendas, muchas de ellas desplomadas.

"Sentimos disparos durante toda la noche, tuvimos que prender fogatas y cuidar nuestras cosas", dijo una pobladora de Chiguayante a los periodistas.

Los vecinos agregaron que la presencia militar y policial en el sector "fue nula", durante la jornada.

El Gobierno declaró este domingo el estado de excepción como zona de catástrofe en las regiones del Maule y Bío Bío, las más afectadas por el sismo del pasado sábado, que además de 711 fallecidos confirmados hasta ahora dejó unos dos millones de damnificados.

La medida implicó la designación de autoridades militares en ambas zonas y el aumento de tropas, que en este caso fue de 10.000 efectivos, según el ministro chileno de Defensa, Francisco Vidal.

La excepción constitucional permite a la autoridad restringir la libertad de circulación, de información, de reunión y el derecho de propiedad.

En ese marco, se anunció el domingo la implantación del toque de queda en ambas regiones, pero más tarde la medida se redujo sólo a la provincia de Concepción.

Dejá tu comentario