"Cometimos miles de errores tácticos"

Mundo

Londres (Télam-SNI).- La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, admitió ayer en Londres que Estados Unidos cometió miles de "errores tácticos" en Irak para derrocar a Saddam Hussein.

"Sí. Yo sé que nosotros cometimos errores tácticos, miles de ellos", dijo la funcionaria, cuando se le preguntó sobre las lecciones que dejó la invasión de Irak en 2003.

Musulmanes locales y activistas antigerra gritaron a Rice "Go Home" (vete a casa) cuando el canciller británico, Jack Straw, la acompañó en un tour por la zona industrial del noroeste de Londres.

"Yo creo vigorosamente que eso fue una buena decisión, que Saddam había sido una amenaza para la comunidad internacional", señaló, sin enumerar ninguno de los errores a los que se refería.

Por otra parte, agradeció a Gran Bretaña por haber compartido con Estados Unidos los sacrificios y esfuerzos realizados en la lucha para proteger la democracia, informó la agencia italiana ANSA.

Rice está de visita en Inglaterra como huésped del ministro de Relaciones Exteriores, Straw.

La diplomática declaró que los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos y los atentados del 7 de julio pasado en Londres, mostraron "la verdadera amenaza del terrorismo global".

Tras una visita a una escuela de Blackburn, el colegio electoral de Straw, Rice habló en un congreso sobre la democracia liberal organizado por el "think tank" Chatham House en el estadio de Ewood Park, en la misma ciudad.

Los atentados contra las Torres Gemelas, el Pentágono y Pennsylvania, dijo la secretaria de Estado, mostraron a Estados Unidos su "vulnerabilidad a los ataques externo".

El 7 de julio, "espero que Gran Bretaña haya sentido el apoyo de Estados Unidos y se haya dado cuenta de nuestro deseo común de derrotar a aquellas fuerzas que se oponen a la democracia", dijo Rice.

La funcionaria advirtió luego que, sin una firme oposición al terrorismo, otras personas inocentes estarán destinadas a morir.

Para Rice, "este peligro nos obliga a pensar nuevos modos de mantener nuestras sociedades libres y abiertas, pero al mismo tiempo seguras".

"No es algo fácil. Cada uno de nosotros está encontrando soluciones dentro de sus propios sistemas democráticos", agregó.

Refiriéndose a las manifestaciones pacifistas con que fue recibida en Blackburn, la funciona norteamericana dijo que "sé que hay muchas personas, en Gran Bretaña, en Europa y en otras partes del mundo, que temen que Estados Unidos no está en condiciones de garantizar al mismo tiempo la seguridad y el respeto de la ley".

Rice dijo que "en Estados Unidos nosotros recibimos favorablemente un libre intercambio de opiniones sobre estos temas con nuestros aliados, en particular con Gran Bretaña".

"Pero quiero afirmar claramente hoy que nadie tiene razones de dudar del compromiso que Estados Unidos mantiene frente a la justicia y el respeto de la ley", señaló.

La secretaria de Estado norteamericana y Straw visitaron ayer por la mañana también una fábrica de BAE Systems en Samlesbury, donde se producen algunas partes del nuevo Joint Fire Striker, el cazabombarderos que equipará a todas las fuerzas aéreas norteamericanas, además de varias aeronáuticas aliadas entre ellas las del Reino Unido.

El proyecto fue objeto de diversas polémicas, en parte debidas a la revocación de parte de Estados Unidos de un contrato con la Rolls Royce para la provisión de nuevos motores, pero sobre todo debido al rechazo de Estados Unidos de compartir secretos militares con Gran Bretaña.

Respecto de este punto, Rice declaró que "estamos trabajando sobre los problemas referentes al intercambio de tecnología".

"Es una cuestión complicada, cada uno quiere proteger sus propias tecnologías, pero estas divergencias deben ser debatidas, y deben ser debatidas entre amigos", agregó.

Dejá tu comentario