Con asesinatos y secuestros colapsa la tregua palestina

Mundo

Gaza (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Una ola de secuestros y el asesinato de un miembro de Al Fatah en Gaza a manos de terroristas de Hamas puso ayer en peligro el alto el fuego acordado el domingo a la noche entre los dos movimientos armados, mientras observadores temían una nueva escalada de violencia.

Un grupo de hombres armados dispararon contra las oficinas de la asociación «Vida y esperanza», en Jabaliya, mataron a Ahmad Ziyadah, de 22 años, e hirieron a cinco miembros de Al Fatah, según la fuente médica y testigos. Un portavoz de esa agrupación, liderada por el moderado presidente Mahmud Abbas (Abu Mazen), acusó a activistas del brazo terrorista de Hamas de ser los autores del ataque.

Hasta este atentado el respeto a la tregua había sido relativo. En Gaza, los hombres armados de los dos bandos redujeron su presencia en las calles, aunque la guardia presidencial de Al Fatah mantenía puestos de control en los caminos que llevan a las oficinas de Abbas.

De todas formas, por la mañana se escucharon tiroteos entre activistas en el barrio-Al-Rimal sin que se reportaran víctimas. También se supo que en la misma zona se registraron 14 secuestros de milicianos de ambas organizaciones. Un dirigente de Al Fatah, el ex ministro para los detenidos Sofian Abu Zaida, fue capturado por desconocidos armados en el campo de refugiados de Jabaliya, en la Franja de Gaza y liberado horas después. Asimismo, miembros de esa organización retuvieron a un dirigente del brazo armado de Hamas, Abu Arafat Dib, y milicianos de ese bando replicaron con el secuestro de un dirigente de las brigadas de los mártires de al-Aqsa (Al Fatah), Ala Madhun.

  • Elecciones

    Los enfrentamientos entre las dos facciones, que ya dejaron cinco muertos y decenas de heridos, estallaron después de la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de Abbas, una decisión que enfureció a Hamas, movimiento considerado terrorista por EE.UU. y la Unión Europea, que controla el gobierno desde marzo pasado tras su triunfo en las elecciones legislativas.

    Occidente boicotea política y financieramente al gobierno liderado por Hamas por su rechazo a reconocer a Israel y los acuerdos alcanzados en los últimos años, lo que ha sumido a los territorios palestinos en una crisis económica sin precedentes. Así, Abbas intenta impulsar un cambio político para romper ese aislamiento y relanzar el diálogo con Israel.

    El primer ministro, Ismail Haniyeh, del partido Hamas, brindó su apoyo a la tregua y expresó la esperanza de que «resista en el terreno», mientras que Abbas hizo un llamamiento al diálogo y a mantener la calma, además de estimar «lamentables» los enfrentamientos sangrientos del sábado y el domingo.

    Por su parte, el secretario general de la Liga Arabe, Amro Mussa, convocó a una reunión extraordinaria del consejo ministerial de ese organismo para analizar el conflicto. La intención de la Liga Arabe es tratar de convencer a las partes a formar un gobierno de unidad nacional, explicó el funcionario.

    El premier israelí, Ehud Olmert, declaró anoche en conferencia de prensa junto al primer ministro británico, Tony Blair que «se necesita hacer todo lo posible para reforzar» al presidente Abbas. Olmert precisó que mantiene «contactos permanentes» con el mandatario a través «de consejeros». «Hay que apoyar a los palestinos moderados favorables a negociaciones», agregó. Blair comenzó una gira por Medio Oriente con el objetivo de destrabar el estancado proceso de paz entre Israel y la Autoridad.

    El británico pidió el respaldo de la comunidad internacional por Abbas en sus divergencias con Haniyeh y Hamas, planteó luego a Olmert varias peticiones del presidente Abbas, entre otras, la de levantar las restricciones a los palestinos y la liberación de presos a fin de crear una atmósfera favorable para negociar un acuerdo de paz.
  • Dejá tu comentario